Cómo distinguir un helado artesanal de uno industrial

Publicado por canalHOGAR, 04 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo distinguir un helado artesanal de uno industrial

Los expertos confirman que los helados son una especialidad italiana, por lo tanto, si buscas helados artesanos, la primera pista puede ser fijarse en su procedencia; lo que no significa, que no se hagan helados industriales en la bella Italia.

El helado es cosa del verano, aunque no es un producto exclusivo de la época estival, pero es cierto que con la llegada de los calores,  el consumo se dispara y también la oferta. Hay una gran variedad y quizás te preguntes cómo distinguir los helados artesanales de los industriales, un reto que a veces se hace difícil, pero nunca imposible.

La calidad de un helado debe medirse tanto por sus ingredientes como por su proceso de elaboración. Los helados artesanos cuentan con materias primas naturales, frescas y autóctonas de la zona donde se elaboran y aunque se fabriquen en industrias y con la última tecnología, se emplean técnicas tradicionales donde el cuidado del helado es lo prioritario, evitándose, por ejemplo, el aire como ingrediente principal.

1. Busca leche como ingrediente principal en un helado, si no está, desconfía.

El ingrediente principal de un helado crema es la leche o nata de leche. Puede haber otro tipo de helados, pero si buscas un helado artesano clásico y mediterráneo, siempre será un helado con leche.

2. Pocos ingredientes, pero todos naturales.

Los helados artesanos no llevan ni esencias, ni sabores de…, ni concentrado… Los helados artesanos se hacen con fresas, con chocolate… o con el ingrediente del que sea el helado, eso al menos, es lo previsible en un helado artesanal.

3. Evita sabores originales.

La proliferación de sabores en los helados está adquiriendo cotas insospechadas y los expertos aseguran que es difícil que un helado artesano en el sentido estricto de la palabra sea de sabores tan poco comunes, como nube o pitufo. Como apuntaba la pista anterior, los helados artesanos son de productos y materias primas que existen y se encuentran en la naturaleza, como la vainilla, la fresa o la menta, por ejemplo.

4. Mantenimiento, no tan helados.

¡Sorpresa! Los helados no tienen que estar helados. Los maestros heladeros aseguran que menos 12 grados es una temperatura adecuada para mantener y servir helados artesanos. Tienen que estar fríos, obviamente, pero no deben tener trozos de hielos ni perder su textura cremosa. Para que puedas disfrutar de los sabores de un helado artesano no debe estar nunca congelado.

5. Presentación.

Los helados artesanos son ya en sí un delicia y un placer para el paladar, pueden acompañarse de un cucurucho clásico y de calidad que le dará sustento y te ayudará a tomarlo, pero no es recomendable ni común que los helados artesanos se aderecen con toppings, natas u otro tipo de complementos que enmascaran su sabor auténtico y su calidad. Las heladerías artesanas de calidad solo sirven helados,  nada de copas ni extrañas combinaciones.

6. La heladería, sí importa.

No es tan importante que tengas muchos carteles anunciando que sus helados son artesanales, como que te fijes en algunos detalles clave. No todas las heladerías de artesanos, pero sí las más puristas y cuidadosas tendrán sus helados a buen recaudo. Los helados artesanos no se exhiben en  mostradores a la vista. Lo ideal para conservar los helados en el mejor estado y que lleguen al cliente en prefectas condiciones, es que estén metidos en recipientes individuales por sabores,  metálicos y tapados. En el momento de servirlo, el heladero destapa y monta el helado, nunca antes. Busca además, heladerías especializadas en lugar de establecimientos que tengan helados como accesorio de verano.

Diferenciar un helado artesano de uno industrial es mucho más sencillo de lo que piensas, especialmente si cuentas con experiencia. Tu paladar sabrá muy bien cuando está degustando un helado artesano, natural y de calidad u otros tipos de helado que aunque sean refrescantes, no tendrán las mismas aportaciones en cuanto a sabor y textura.

Si tienes la suerte de viajar a Italia en los próximos meses, busca la experiencia definitiva y prueba un helado artesano en la cuna de este delicioso producto. Antes de volar, contrata el Seguro de Viaje MAPFRE más adecuado a tu escapada, para que ningún imprevisto ni problema te aleje de tu helado artesano soñado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios