Cómo hacer leche condensada casera

Publicado por canalHOGAR, 07 Jun 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer leche condensada casera

Es poco probable que encuentres una receta más sencilla que la que explica cómo hacer leche condensada casera;  los ingredientes son básicos, el tiempo menos de 10 minutos, la técnica sólo exige remover y el resultado no puede ser más dulce.

Para los aficionados al café bombón, pero también para todos los que se chupan los dedos con las fresas con leche condensada, aquí está la receta para saber cómo hacer leche condensada casera y presumir de hacer este sencillo placer tú mismo.

Prepara los ingredientes y cuenta hasta tres... en menos tiempo vas a estar disfrutando de tu propia leche condensada. Necesitas leche en polvo, en cualquiera de sus variedades, azúcar y agua. Para preparar más o menos 250 gramos de leche condensada, necesitas 350 gramos de leche en polvo, medio kilo de azúcar y 200 mililitros de agua.

Respeta las cantidades recomendadas de cada ingrediente en tus primeras leches condensadas caseras, luego ve probando según tu gusto; puedes preferir que sea algo menos dulce o menos densa, por ejemplo. El poder ajustar según tus preferencias y necesidades es una de las grandes ventajas de hacer productos caseros.

   1. Pon en un recipiente adecuado para el fuego los tres ingredientes: leche en polvo, agua y azúcar.

   2. Elige una potencia baja de calor y deja que se vaya calentando poco a poco la mezcla, mientras remueves con varilla lenta, pero de manera constante. Aunque los primeros minutos, los ingredientes se hagan una bola, no te preocupes, es normal.

   3. Dedícale su tiempo para obtener la mejor leche condensada, nunca subas el fuego, el objetivo es que el azúcar y el polvo se diluyan, sin que llegue a ebullición en ningún momento.

   4. Cuando tengas en la mezcla la consistencia ideal y la perfecta para ti, según tus preferencias, ya puedes apagar el fuego, ya está lista tu leche condensada casera. Ten en cuenta que al enfriarse, espesará algo más.

Galletas, flan y el café bombón; ahora que sabes cómo hacer leche condensada casera no tienes excusas para degustar los mejores postres o bebidas aderezados con este exclusivo y personal toque dulce que sólo la leche condensada casera puede darte. Disfruta de este pequeño gran placer o de cualquier otro en la tranquilidad de tu hogar, mientras el Seguro de Hogar MAPFRE cuida y protege tu vivienda para que siempre esté en perfecto estado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos