Cómo congelar correctamente verdura y fruta

Publicado por canalHOGAR, 05 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo congelar correctamente verdura y fruta

La congelación de alimentos es una buena técnica de conservación, pero es importante saber aplicarla según el tipo de alimento, no es lo mismo congelar unas cosas que otras. Descubre cómo congelar correctamente verdura y fruta para no descongelar sorpresas desagradables.

Si no tienes muy claro cómo congelar correctamente verdura y fruta, es importante que tengas en cuenta algunos detalles y consejos que te asegurarán una conservación adecuada, conservando los productos de la forma más saludable y mejor, sin perder ni su textura ni sus nutrientes originales.

Antes de congelar frutas y verduras es importante valorar diferentes características que hacen que no todos los alimentos se puedan congelar de la misma manera. Debes elegir la forma adecuada en cuanto a contenedor: bolsas, recipientes o papel, entre otros; en el caso de la verduras, también es esencial saber cómo es mejor congelarlas; cocinadas, crudas, cocidas, limpias, al vacío o partidas.

Cada tipo de fruta o verdura tiene su forma de congelación perfecta, en función de sus características y composición. Por supuesto, la cantidad, el espacio y la potencia de tu congelador también son claves a la hora de afrontar una conservación por congelación más o menos adecuadas:

   1. Tipos de  contenedores

Para meter las frutas y verduras en el congelador, es importante elegir el contenedor más adecuado, pero también el más cómodo y práctico para tu tipo de congelador. Para proteger los productos congelados, en general, recuerda que la fruta más delicada y con más agua, como los frutos rojos o las fresas, es mejor meterlas en contenedores de plástico aptos para congelación, mejor si son transparentes, pero si no, siempre etiqueta todo lo que congeles con nombre y fecha de congelación, al menos.

Reserva las bolsas para verduras, como las judías verdes, el brócoli, el calabacín, la calabaza o la coliflor, que son más resistentes y puedes manipularlas sin que se dañen dentro del congelador.

Como norma general, para congelar cualquier tipo de alimento y especialmente frutas y verduras, intenta llenar los recipientes al máximo, evita el aire. Si tienes una máquina de envasar al vacío, perfecto, podrás congelar muchas frutas y verduras con mucha más seguridad y ahorrando espacio en el congelador. Esta fórmula es perfecta para casi todo tipo de frutas y verduras.

   2. ¿En qué estado se congelan mejor frutas y verduras?

No hay una norma fija que aplique a todas las frutas y verduras pero, en general, ten en cuenta que es mejor congelar frescos y al natural los alimentos para que guarden todas sus propiedades naturales, especialmente las frutas. En el caso de las verduras, un ligero escaldado puede ser perfecto para mantenerlas en las mejores condiciones. Sin embargo, por comodidad y rapidez para su uso, puedes también congelar ya cocidas verduras como las judías verdes o el brócoli, pero procura que sea una cocción muy suave o, en el proceso de congelación, al agregarles aún más agua, perderán gran parte de sus componentes y quedarán demasiado blandas para el consumo, una vez descongeladas.

Las frutas es mejor congelarlas al natural, aunque si las lavas es importante que antes de congelarlas, las seques perfectamente. Si las sueles usar en pequeñas cantidades o para recetas concretas, puedes congelarlas ya peladas y partidas y en porciones, que podrás descongelar de forma cómoda e individual.

   3. ¿Qué frutas y verduras no deberías congelar?

En principio, cualquier furta o verdura puede congelarse para que dure mucho más tiempo en perfectas condiciones. Sin embargo, cuando vayas a descongelarlas descubrirás que no todas las frutas y verduras reaccionan igual ante un proceso de congelación.

La clave para saber si una fruta o verdura quedará bien, después de congelar, está en la cantidad de agua que contenga. En general, las que tienen más cantidad de agua no admiten bien el proceso de congelación; es el caso de los pepinos, las lechugas y similares.

 

 

Si sabes cómo congelar correctamente verdura y fruta, podrás recurrir a esta forma de conservación tan práctica y cómoda, que te permite tener siempre disponible cualquier tipo de fruta y verdura independientemente de la estación del año y de la oferta del mercado. Por otra parte, la congelación de productos de temporada cuando están a mejor precio, o en oferta, para su posterior consumo, es un truco perfecto para abaratar el coste de la cesta de la compra. El Seguro de Hogar MAPFRE te garantiza la mejor protección para tu hogar y elige la póliza adecuada para que tu congelador y su contenido siempre estén a salvo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos