Desayuno mexicano, aprende a hacer huevos rancheros

Publicado por CanalHOGAR, 13 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Desayuno mexicano, aprende a hacer huevos rancheros

¿Buscas novedades en tus mañanas y almuerzos consistentes? Descubre el desayuno mexicano, aprende a hacer huevos rancheros y disfruta de un comienzo de día en el que no te va a faltar energía ni sabor. No te preocupes por el picante.

Más allá del desayuno continental, merece la pena viajar al otro lado del océano, desde tu cocina, para encontrar el desayuno mexicano: aprende a hacer huevos rancheros, complétalos con frutas tropicales, y di adiós a las mañanas aburridas y faltas de vitalidad.

Parece que el origen de los huevos rancheros están, como su propio nombre indica, en los ranchos tradicionales de México, donde los jornaleros necesitaban almuerzos completos y exquisitos, llenos de energía y sabor para afrontar sus jornadas de trabajo. La combinación que lograron con este desayuno resultó tan exitosa para todos los paladares que muy pronto se popularizó en todo el país y, por supuesto, en Estados Unidos, por lo que no tardó en llegar a Europa.

Los ingredientes necesarios para tus huevos rancheros son muy mediterráneos, así que no vas a tener ningún problema para reunirlos.

- dos huevos,

- dos tomates maduros,

- un cuarto de cebolla,

- medio pimiento verde (para freír),

 - sal, y

- aceite de oliva.

El picante va mucho en gusto y salud, pero la salsa de chile es el condimento tradicional de este plato.

Picar ingredientes

El primer paso para preparar tu desayuno mexicano y hacer tus huevos rancheros más especiales es trocear finito la cebolla, el pimiento y los tomates, y listo para un sofrito tradicional.

Toque picante

Pon los trocitos en una sartén con un poco de aceite y ve friendo a fuego lento; después de unos minutos, añade una cucharadita de salsa chile con sal y ajo, y continúa removiendo ligeramente hasta que el sofrito esté en su punto.

Tortillas y huevos

Dora las tortillas de maíz por ambos lados ligeramente y reserva en caliente para poder freír los huevos al modo tradicional. Recuerda dejarlos en su punto, según tu gusto o el de los comensales del desayuno.

Monta tus huevos rancheros

Con los tres elementos (sofrito, tortillas y huevos bien calientes), ya sólo resta que lo coloques todo en el plato. La composición más habitual es colocar las tortillas de base, y sobre ellas y en el centro, los huevos y en un lateral, o alrededor, el sofrito.

Completa tu desayuno mexicano con café o infusión al gusto, zumo de cítricos como el pomelo y una buena selección de frutas tropicales en macedonia y prepárate para vivir un día cargado de energías y vitalidad. Con un desayuno mexicano, ahora que ya has aprendido a hacer huevos rancheros, no habrá jornada que se te resista. Recuerda que antes de incorporar nuevos platos o alimentos como el huevo a tu desayuno es recomendable consultar con un especialista médico, para que valore la mejor forma y la cantidad adecuada para ti. Con el Seguro de Salud MAPFRE, realiza tus consultas con total rapidez y comodidad para que el cuidado de tu salud y la prevención siempre sea inmediata.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios