Cómo hacer kéfir

Publicado por CanalHOGAR, 07 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

 Cómo hacer kéfir

Si has decidido probar los beneficios de esta bebida, lo primero que debes aprender es cómo hacer kéfir en casa, ya que es económico y sencillo y solo precisa tener en cuenta algunos cuidados.

El kéfir es una bebida fermentada que se elabora a partir de leche. Saber cómo hacer kéfir te ayudará también a entender qué es y cómo funciona este alimento prebiótico. La textura del kéfir está entre la de la leche entera y la del yogurt, siendo muy similar al de la cuajada tradicional. Su sabor es agrio, más o menos intenso según el tiempo de fermentación.

Para preparar kéfir en casa, solo necesitas leche y los granos de kéfir; después, el procedimiento a seguir es muy sencillo, aunque para obtener el mejor resultado y, sobre todo, para saber cómo conservar y tomar la bebida de kéfir es importante tener en cuenta algunos detalles.

Hacer kéfir paso a paso

- Coloca los granos de kéfir en un bote de cristal. Es importante que sea un bote de cristal que, además, tenga una tapa y que esté limpio y perfectamente seco.

- Echa leche a tu gusto sobre los granos. Puede hacerse tanto con cualquier tipo de leche como con bebida de soja. Sin embargo, ten en cuenta que con la leche desnatada el kéfir quedará mucho más diluido y líquido, así que lo ideal es utilizar leche semidesnatada o entera e vaca para un resultado óptimo. Si haces kéfir con soja, el sabor será más suave.

- Tapa el bote y guárdalo en un mueble de la cocina, o un especio cerrado similar. Nunca en la nevera. Debes procurarle al kéfir, para que fermente, oscuridad y temperatura ambiente: cuanto más calor, más rápido e intenso será el proceso.

- Tenlo en cuenta para cuando hagas kéfir en verano o en climas muy calurosos. El tiempo recomendado de fermentación son 24 horas.

- Destapa el bote y cuela el contenido en un nuevo recipiente -un vaso, por ejemplo-. Aunque puedes utilizar tanto un colador como cucharas u otros instrumentos de metal para la preparación de tu bebida de kéfir, lo más recomendable es que evites este tipo de material y mejor utilices instrumentos de madera o plástico.

- El proceso de colado debe ser cuidadoso y continuo. Como el líquido resultante es bastante denso, tendrás que ayudarte de una cuchara para ir colando el fermento y dejar finalmente en el colador solo los granos de kéfir, más o menos escurridos al completo.

- El resultado obtenido al colar es ya tu bebida de kéfir que puedes consumir inmediatamente o enfriar para ganar en sabor y hacerla aún más agradable al paladar. Por su parte, puedes volver a poner los granos de kéfir en el mismo bote para una nueva fermentación.

Con estos seis sencillos pasos, ya sabes cómo preparar tu bebida de kéfir en casa para que siempre la tengas disponible y a tu alcance. Para completar tu saber sobre el kéfir, es importante que tengas en cuenta algunos consejos fundamentales de conservación de este alimento.

Cómo conservar el kéfir:

- Nunca guardes los granos de kéfir en la nevera. Siempre en el armario de cocina, en bote de cristal y tapados.

- La bebida de kéfir, si puedes guardarla en el frigorífico durante un máximo de 2 o 3 días desde su fermentación, se conservará en perfecto estado. Fuera de la nevera es preferible consumirla durante las 24 horas siguientes a su elaboración.

- Los granos de kéfir no deben limpiarse, ni lavarse ni enjuagarse nunca, su medio natural y de conservación es la leche.

- Aunque no es habitual, el kéfir puede morirse y por lo tanto, deberás desecharlo: lo notarás por su olor y porqué ya no será efectivo al contacto con la leche. No obstante, siguiendo las pautas básicas de cuido del kéfir, no suele ocurrir.

Saber cómo hacer kéfir es el primer paso para empezar a disfrutar de los beneficios saludables de este alimento; no obstante, siempre es recomendable, antes de incorporar la bebida de kéfir a tu dieta, que consultes con tu médico. Los especialistas y profesionales de la salud de tu Seguro de Salud MAPFRE son los más indicados para valorar las aportaciones del Kéfir a tu salud, así como aconsejarte la mejor forma de consumirlo, de acuerdo con tus condiciones físicas y estado de salud.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios