Alimentos con los que combatir el frío

Publicado por CanalHOGAR, 04 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

 Alimentos con los que combatir el frío

Si piensas que solo un buen abrigo y tus guantes son imprescindibles en invierno, es hora de que sepas cómo mantenerte caliente desde dentro. ¿Cómo? Con estos alimentos con los que combatir el frío que deben inundar tu dieta invernal.

Con casi tres meses por delante de inverno, merece la pena conocer alimentos con los que combatir el frío y algunas de sus principales consecuencias como los resfriados. Es importante estos meses nutrir el cuerpo y aportarle lo necesario para afrontar la temporada de frío en las mejores condiciones.

Lo más obvio y efectivo es pensar en comidas calientes como sopas, cremas o purés; pero también los denominados platos de cuchara, especialmente legumbres y guisos, son ideales y muy recomendados en los meses más fríos del año, por su aportación calórica y por el tipo de nutrientes que aportan al cuerpo.

Los platos que se sirven calientes, por lo tanto, son una primera premisa a incorporar en invierno en tu dieta semanal. Además, los caldos y sopas son fáciles de preparar y perfectos para comer tanto fuera como dentro de casa, de la forma más cómoda.

Simplemente, incorporando a tu dieta una sopa al día como plato fijo lograrás una mejora muy importante, facilitando a tu organismo la tarea de mantener una temperatura constante durante todo el día y aportando parte de la cantidad de líquidos necesarios. Este último detalle también es de suma importancia en invierno, ya que la sensación de sed con el frío disminuye notablemente, pero la necesidad de líquidos en el cuerpo humano se mantiene, por lo que las sopas, cremas y caldos son una forma perfecta para hidratar el cuerpo y además calentarlo.

En la gastronomía tradicional, encontrarás los platos y recetas que de forma histórica se han consumido en invierno desde hace siglos, como los guisos de patatas y carnes o las legumbres. Todos tienen en común que son recetas que se sirven en caliente y que en general, incorporan ingredientes con un alto contenido en calorías y grasas.

Es cierto que en invierno, como consecuencia directa del frío, el consumo de energía se eleva y por ello, es recomendable aumentar el aporte calórico, pero no tanto el de grasas; además, es preferible controlar también la aportación de calorías, si no quieres tener que afrontar consecuencias en primavera.

El equilibrio, como casi siempre, es la respuesta correcta también en invierno, sobre todo en cuanto al tipo de platos, alimentos e ingredientes que deben estar presentes en tu dieta. Incorpora calor y fuentes de nutrientes, energía y vitaminas, pero siempre de la manera más adecuada posible, y sin perder de vista mantener una aportación calórica apropiada y nunca desbordada en grasas.

- Los pescados azules son esenciales en la aportación de grasas de las deseables y fuente de omega 3 fundamental en los meses de más frío para luchar contra las inclemencias del tiempo y ayudar al organismo a mantenerse lejos de virus y baterías. Salmón, atún y sardina son tres pescados que no pueden faltar en invierno en tu cocina.

- Cebolla, ajo y jengibre. Los dos primeros ingredientes son populares y bastante habituales en la cocina tradicional por lo que no te será difícil incorporarlos en caldos, guisos y salsas invernales. El jengibre, sin embargo, no es tan conocido y es un ingrediente muy recomendable para el invierno por sus propiedades; atrévete a innovar e incorpóralo, al menos, en infusiones.

- Legumbres. Son esenciales todo el año, pero en invierno son aún más recomendables y se comen de forma clásica con más gusto y facilidad. No obstante, controla los ingredientes más grasos como el chorizo, los tocinos y las pancetas habituales, por ejemplo en las lentejas. Limita la cantidad y si es posible, elimina este tipo de alimentos, sustituyéndolos por hortalizas y verduras.

- Las frutas especialmente los cítricos con altos porcentajes en vitamina C no pueden faltar en una dieta invernal, los expertos los recomiendan todo el año, pero en los meses de más frío inciden en que la ingesta de frutas se eleve con especial atención en zumos de naranja, por ejemplo.


Con estos alimentos con los que combatir el frío y, por supuesto, tu mejor abrigo y guantes colaborarás activamente en disfrutar de un invierno mucho más protegido y saludable. Tu organismo controlará mucho mejor la temperatura y te sentirás mejor, afrontando más fácilmente los rigores de las bajas temperaturas.

Los imprevistos invernales en el hogar relacionados con humedades, por ejemplo, son aún más molestos y costosos, por lo que el Seguro de Hogar MAPFRE es también un ingrediente infalible para un invierno mucho más confortable y tranquilo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos