Alimentos que nunca deberías guardar en la nevera

Publicado por canalHOGAR, 18 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Alimentos que nunca deberías guardar en la nevera

Parece que el frigorífico es el lugar perfecto para guardar todo tipo de productos frescos, pero la realidad es que hay alimentos que nunca deberías guardar en la nevera, si quieres conservarlos mejor y con todas sus cualidades intactas.

En el 90 por ciento de las veces es posible que aciertes si decides conservar tus productos frescos o incluso cocinados en la nevera, pero hay alimentos que nunca deberías guardar en la nevera y que, ante la duda, siempre están mejor fuera del frigorífico.

No son muchas las frutas y verduras frescas -además de otro tipo de alimentos- que reaccionan mal al frío que les proporciona una nevera para su conservación, pero hay casos y son de uso común; cuanto antes tengas claro cuáles son, antes cambiarás tus rutinas a la hora de recoger tu comprar, y descubrirás cómo muchos productos duran más y sobre todo, en mejores condiciones fuera de la nevera.

   • Aceite de oliva

Si quieres echar a perder el sabor genuino y la textura perfecta que tanto se valora en el aceite de oliva, solo tienes que meterlo en  la nevera; el frío lo cristalizará de manera que se convierte en una especie de pasta grasienta. Lo más adecuado es guardar el aceite de oliva protegido de la luz directa y en un lugar fresco.

   • Aguacates

Si metes tus aguacates en la nevera, no solo no los conservarás por más tiempo, sino que además adquieren un color negro muy poco atractivo y se quedan duros y secos en muy poco tiempo.

   • Ajos y cebolla

Un lugar seco y fresco es el mejor lugar para conservar tanto ajos como cebollas; de lo contrario, en poco tiempo aparecerá moho que los estropea de forma irremediable, además de pequeños brotes que acabarán con el sabor genuino tanto de ajos como de cebollas.

   • Chocolate

Es uno de esos productos que siempre suscita la duda, pero la realidad es que salvo peligro de que se derrita por temperaturas excesivamente altas, el chocolate mantiene sus propiedades y sabor de manera perfecta fuera de la nevera; sin embargo, dentro pierde gran parte de sus cualidades, se seca y adquiere ese capa blanca característica que indica que aunque no está malo, ya no conserva sus propiedades y sabor en plenitud.

   • Pan fresco

En la nevera, el pan pierde toda su textura y sabor, poniéndose duro y totalmente incomestible. Lo mejor forma para conservar el pan en las mejores condiciones es envolverlo en plástico y congelarlo. El pan de molde sí puede conservarse en el frigorífico, aunque solo cuando fuera hace mucho calor y siempre bien cerrado y aislado dentro de una bolsa de plástico; también, puede congelarse.

   • Patatas

Mientras fuera de la nevera las patatas pueden durar bastante tiempo en perfectas condiciones, dentro se ponen harinosas e incluso dulces, perdiendo su esencia. Lo mejor es guardar las patatas en un lugar oscuro, ventilado, lo menos amontonadas que sea posible y con una temperatura constante de unos 10 grados.

   • Plátanos

Las frutas de origen tropical y que, de manera natural, se cultivan en climas cálidos, como el plátano, no toleran bien la nevera. En el caso de los plátanos, se ponen negros y pierden su textura suave y dulce si los intentas conservar en la nevera.

   • Tomates

Aparentemente, quizás te parezca que los tomates duran mas y mejor en el frigorífico, pero nada más lejos de la realidad. El aire frío afecta directamente a los tomates, frenando su proceso de maduración natural y por lo tanto, anulando su sabor y estropeando su textura tanto interior como exterior.

Con esta lista de alimentos que nunca deberías guardar en la nevera, verás cómo tus comestibles mejoran en salud, sabor y apariencia; no obstante, ten en cuenta siempre que los alimentos son perecederos y especialmente en el caso de frutas y verduras frescas, lo mejor es comprar poca cantidad y con mayor frecuencia, ya que aunque sea más tedioso para ti, te garantizas la mejor calidad en los productos que vas a consumir.

Conservar los alimentos de la mejor manera posible, ayuda a prevenir pérdidas y a rentabilizar tus compras en alimentación; si, además, cuentas con el Seguro de Hogar MAPFRE, disfrutarás de seguridad y tranquilidad garantizada: infórmate y protege tu hogar de manera integral para que los imprevistos siempre estén previstos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos