Cómo hacer patatas fritas al horno

Publicado por CanalHOGAR, 03 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

cómo hacer patatas fritas al horno

Sabiendo cómo hacer patatas fritas al horno, se acabaron las excusas para no disfrutar de este acompañamiento tan popular y exitoso. Además, con esta forma de cocinar resulta además mucho más saludable y económico de hacer.

El horneado está sustituyendo al frito como forma de cocinar en muchas cocinas domésticas. La rebaja en el aporte calórico es una de las ventajas que hace que el horno esté sumando adeptos frente a la sartén en los últimos tiempos. Cuando descubras cómo hacer patatas fritas al horno, quizás tú también cambies de forma de cocinar tus patatas, ya que es sencillo, limpio y rápido.

El resultado es crujiente y sabroso; incluso, algunos comensales aseguran que las patatas fritas al horno ganan en sabor y textura, resultando más ligeras. Para que tengas tu propia opinión sobre ello, descubre cómo puedes hacer patatas fritas en tu horno.

1. Pela y corta las patatas en bastoncitos de unos dos centímetros de grosor, en principio igual que las prepararías para la sartén.

2. Pon las patatas a remojo en hielo durante unos 20 minutos con abundante agua y cubitos de hielo que debe cubrirlas por completo.

3. Escurre y seca totalmente las patatas con papel de cocina, por ejemplo, para que queden totalmente secas.

4. Con el horno precalentado a 225 grados, coloca los bastoncillos de patata –lo más extendidos que sea posible- en la bandeja del horno sobre papel vegetal, añade sal y un chorro de aceite crudo por encima. Hornea.

5. Vigila el color de las patatas, si quieres cuando empiecen a dorarse puedes darle la vuelta. Sácalas cuando estén en tu punto favorito de color, más o menos tostadas y crujientes.

Ahora que ya sabes cómo hacer patatas fritas al horno, solo tienes que probar y elegir cuál es tu forma preferida de prepararlas crujientes y sabrosas. Frente a la sartén, el horno resulta más saludable y más económico en cuanto al gasto de aceite, por ejemplo; no obstante, tú decides. Recuerda que con el Seguro de Hogar MAPFRE también tú eliges la modalidad que prefieres de acuerdo a tus necesidades y circunstancias.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios