Un queso para cada vino

Publicado por CanalHOGAR, 21 Sep 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

un queso para cada vino

Saber de maridajes está de moda; si para la próxima fiesta o evento te apetece sorprender a tus invitados, prepárate y preséntales un queso para cada vino que sirvas en la comida o cena. No es tan complicado, si te aprendes algunas pautas sencillas.

La variedad de quesos y de vinos existentes permite, sin mucha dificultad, buscar las parejas más adecuadas para que ambos productos se degusten de la mejor forma, apreciando matices y detalles tanto de la comida: el queso como de la bebida: el vino. Al elegir un queso para cada vino la clave está en respetar ambas partes, realzando en la combinación sugerida lo mejor y lo más peculiar de cada uno de los participantes de este maridaje perfecto.

Vinos blancos secos y afrutados, si eres amante de los vinos blancos más refrescantes y veraniegos, prueba a combinarlos con quesos elaborados con leche de cabra. La receta resulta perfecta para entrantes de mediodía.
 
Tintos ligeros y blancos con toque ácido. Si buscas un queso que combine bien con tintos y blancos para dar gusto a todos, decídete por el tipo Brie, de pasta blanda y corteza enmohecida.

Caldos rosados. El suave sabor que caracteriza a los vinos rosados armoniza de forma ideal con los quesos también más delicados, los italianos más populares como el ricota o feta, y los quesos crema en general.

Tinto reserva. La fuerza de un vino tinto reserva -Rioja principalmente- necesita un oponente similar, igual que ocurre con este tipo de vino tampoco el queso que le acompaña será apto para todos los públicos. Ofrece quesos manchegos curados, parmiggiano o contal, entre otros.

Vinos dulces. No son fáciles de combinar, pero algunos expertos recomiendan casarlos con quesos azules o similares, aunque la combinación puede no convencer a todos parece la más acertada.

Aunque no hay duda de que la combinación queso y vino es adecuada, los diferentes maridajes y los más concretos pasan por gustos personales y paladares diferentes, por lo que lo mejor para acertar con un queso para cada vino es dejarse guiar por la experiencia y la cata directa de ambos productos, seleccionando las combinaciones que más te apetezcan.

Tanto el vino por su contenido de alcohol como el queso por su aportación grasa son elementos que no siempre están recomendados en todas las dietas, de hecho, son alimentos prohibidos en bastantes casos. Consulta un especialista en nutrición y dietética dentro del cuadro de especialistas del Seguro de Salud MAPFRE antes de incluir esta combinación en tu dieta o en la de alguno de tus familiares.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos