Semillas saludables para cocinar

Publicado por Víctor Canales, 04 Abr 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos de semillas para cocinar

Cada vez más gente se anima a cocinar. Si a esto le sumamos que las dietas saludables están de moda, resulta tentador probar ingredientes que hasta ahora son desconocidos para la mayoría, como las semillas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Propiedades: las semillas son ricas en fibra y minerales.
  • Uso: pueden incluirse en numerosos platos para enriquecerlos y aportar sus nutrientes. 
  • Sustitutos: las semillas de lino y chía pueden utilizarse como sustitutas del huevo.

Las semillas tienen muchas propiedades nutritivas, aparte de ofrecer diferentes texturas y sabores. Destaca su gran contenido en fibra y minerales, así que vamos a descubrir algunas de ellas.

 

Las semillas saludables más comunes

La semilla de chía es rica en zinc, beneficioso para el sistema inmunitario. Nos aporta, entre otras cosas, proteínas vegetales, hierro, antioxidantes y más calcio que la leche. Remojándola con agua y moliéndola puede utilizarse como sustituta del huevo.

¿Qué tienen los panes de las hamburguesas en la parte superior? Semillas de sésamo. Aportan vitaminas del complejo B, beneficiosas para el funcionamiento del sistema nervioso central, son ricas en grasas insaturadas y su aporte mineral por excelencia es el calcio.

Las semillas de lino o linaza son muy ricas en Omega 3 y, por tanto, para el corazón. Tienen un fuerte poder antioxidante gracias a las vitaminas C y E. Su particularidad es su fibra soluble, muy beneficiosa para reducir el colesterol y reducir las glucemias.

Una semilla muy común es la de calabaza. La solemos comer sola y se comercializa como “pipa de calabaza”. Es muy rica en ácidos grasos y entre sus minerales destacan el selenio y el magnesio. Ayuda a reducir el colesterol de la sangre y tiene propiedades antiinflamatorias.

Cómo incorporar las semillas en nuestra dieta

Lo más común es incluir las semillas en las ensaladas, sin más, pero hay muchas otras posibilidades que evitarán que caigas en la rutina.

Las semillas de chía y de lino son muy útiles para las personas alérgicas al huevo o que desean desterrar esta proteína de su dieta.

Además de añadirlas a los panes o a las recetas dulces en forma de semilla o harina, las semillas pueden tostarse para que aporten un toque crujiente. Inclúyelas en tus salsas o purés, cubre los trozos de carne con ellas, añádelas a tus rellenos o, simplemente, échalas en el yogur o en la fruta.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos