Corazones helados de fresa y queso

Publicado por Covadonga Carrasco, 12 Feb 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer corazones helados de queso y fresa

San Valentín es un momento maravilloso para dar rienda suelta a nuestra creatividad culinaria y crear platos de originales formas y deliciosos sabores. Una de estas recetas es la elaboración de corazones helados de fresa y queso, que además podríamos encuadrar dentro de los postres fáciles. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Romántico: un postre romántico para el día de San Valentín es imprescindible, los ingredientes que no pueden faltar, entre otros, son el chocolate y las fresas.
  • Sencilla: esta receta es muy sencilla pero su espectacular presentación la convertirá en especial.
  • Dulces: en San Valentín los dulces, además de ser el complemento perfecto como postre, deben tener cierto toque decorativo, por lo que no está de más hacernos con moldes de corazón.

Y es que los postres son claves en San Valentín y en este caso los ingredientes son muy simples y su elaboración sencilla. Además, el resultado resultará espectacular y sobre todo, con un toque romántico impecable.

 

Ingredientes para la receta de corazones helados de fresa y queso

300 grs de fresas, lavadas y sin rabito, cortadas en trocitos

2 cucharadas de agua

1 cucharada de vinagre balsámico de Módena

2 cucharadas de azúcar

200 grs de queso crema

200 ml de nata para montar

200 grs de azúcar glas

70 grs de mantequilla a temperatura ambiente

Elaboración de la receta de corazones helados de fresa y queso

Lo primero que tendremos que hacer es preparar un puré con la fresas, para ello habrá que colocarlas en un cazo con un par de cucharadas de agua, otras dos de azúcar y una de vinagre balsámico.

Pondremos la cazuela a fuego lento y esperaremos a que las fresas se ablanden, ese será el momento de aplastarlas para crear una compota espesa, sin dejarla completamente líquida, para que se puedan notar los pedacitos de fresa. Una vez listo lo retiraremos del fuego.

En un bol comenzaremos a batir la mantequilla y el azúcar glas con las varillas, añadiendo después el puré de fresa y continuaremos batiendo unos minutos más. Echaremos después el queso crema y por último la nata para montar. Cuando la mezcla esté espesa y esponjosa dejaremos de batir.

Iremos colocando la mezcla en varios recipientes, si tienen forma de corazón, mucho mejor y los dejaremos en el congelador durante aproximadamente un par de horas.

Pasado ese tiempo, sacaremos los moldes del congelador y los dejaremos fuera 10 minutos, antes de servirlos acompañados de unas fresas bañadas en chocolate.

Un San Valentín de los más dulces que recordaremos.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de cocina, nuestro boletín de canalHOGAR  te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

pedromuoz720 comento el 12/02/2015 a las 11:53

Los corazones helados me parecen una idea fantástica para comer en un día tan romántico como San Valentín. Gracias por la idea.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos