3 formas diferentes de cortar las piñas

Publicado por Covadonga Carrasco, 21 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cortar piña es más fácil de lo que crees

Cada vez son más los que se aficionan a comer piña gracias a la multitud de beneficios que aporta a nuestro organismo. Es perfecta para hidratarnos, funciona como diurético natural y, además, cuenta con muy pocas calorías, lo que la convierte en una fruta ideal para hacer dietas hipocalóricas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pelador: el pelador de piñas es la forma más sencilla de pelar una de las frutas más beneficiosas que hay para nuestro organismo.
  • Cuchillo: por muy perfeccionada que tengamos la técnica de pelar piña, es importante que el cuchillo que utilicemos sea bueno, de lo contrario no nos servirá para nada.
  • Técnica: si perfeccionamos la técnica, una vez hayamos cortado un par de piñas de la forma adecuada seremos auténticos expertos.

El problema es que muchos deciden que comer piña puede resultar un trabajo bastante pesado cuando llega el momento de cortarla. Si tenemos la suerte de que nuestro frutero nos hace el favor de preparárnosla, fantástico, si no, siempre podemos recurrir a comprarla ya pelada y en bote en los supermercados. 

 

Perfeccionar la técnica para cortar piñas

Sin embargo, pelar y cortar una piña puede ser muy sencillo, sobre todo porque, si sabemos hacerlo, puede ser una tarea bastante menos tediosa.

Para empezar necesitaremos un cuchillo que corte bien, de lo contrario, por mucho que tengamos una técnica perfeccionada, de poco nos servirá.

Una vez nos hayamos hecho con un cuchillo bien afilado, cortaremos primero los dos extremos de la piña y acto seguido retiraremos la piel, dejando la pieza redondeada.

El siguiente paso es muy simple, solo habrá que ir retirando los ojos (marcas de la piel de la piña) siguiendo una línea oblicua. Podemos decir que lo que haremos será esculpir la piña.

Más trucos para pelar piñas

Otra forma de cortar piñas es eliminar la parte de las hojas y la parte inferior, pero sin quitar demasiado cuerpo. A continuación retiraremos la piel, pero en este caso de arriba a abajo, no en redondo. Después, iremos cortando la piña en rodajas finas, eliminando o no el corazón, eso irá en gustos.

Cómo pelar piñas fácilmente

Y como última opción, probablemente la más maravillosa y sencilla de todas, pero para la que necesitaremos un accesorio especial (un pelador de piñas), solo tendremos que cortar la parte superior, colocar el pelador clavando los pinchos en la parte central, girarlo en el sentido de las agujas del reloj y retirar la piel. No hay nada más sencillo y que quede mejor a la hora de pelar una piña que hacerlo de esta manera, ya que, además de retirar la piel, eliminaremos el corazón de la piña para que quede completamente limpia.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de cocina, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

sandrimartinez2 comento el 21/01/2015 a las 11:49

Suelo cortar la piña con el cuchillo, pero se tarda bastante y es necesario mucha fuerza, por lo que a partir de ahora probaré con el pelador de piñas.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos