Tabla de quesos: el postre ideal

Publicado por Patricia Arroyo, 20 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo preparar una tabla de quesos

La tabla de quesos es uno de los acompañamientos por excelencia, podemos utilizarlo como entrante o como postre.

LO QUE DEBES SABER...
  • Variedad: una buena tabla de quesos tendrá quesos de oveja, de cabra, queso azul y también otros que se puedan untar.
  • Servir: el queso debe servirse a temperatura ambiente y cortarse unos minutos antes de consumirlo.
  • Postre: acompañar el queso con otros alimentos dulces, por ejemplo, un poco de membrillo, mermelada o incluso algún tipo de fruta.

Por norma general, el queso se ofrece siempre como entrante, pero también se puede servir como postre salado. Aunque, independientemente de la opción por la que optéis, os recomendamos los siguientes consejos para preparar una tabla de quesos.

 

Cómo preparar una tabla de quesos

En primer lugar, debéis saber que para preparar una buena tabla de quesos es recomendable poner, al menos, entre 5 y 7 variedades de queso. Por ejemplo, quesos de oveja, de cabra, queso azul y también otros que se puedan untar.

Lo mejor de una tabla de quesos es que se pueda diferenciar el sabor de unos y otros. ¡Cómo si fuese una cata!

También será importante su presentación, pues cada clase de queso se debe cortar de una forma específica. Por ejemplo, los quesos curados se presentan en cuña y con la pasta exterior y, además, se cortan en triángulos. Os aconsejamos cortarlos minutos antes de comerlos para que no se resequen.

Los quesos semiblandos pueden presentarse en taquitos o colocando sobre ellos un palillo para que los comensales los cojan sin tocarlos. Por su parte, los quesos de untar podemos colocarlos con o sin su envoltorio. Esto irá en función de gustos.

En cuanto al tipo de tabla, normalmente suele ser de madera, aunque también se puede utilizar cualquier plato llano. El caso es que sea lo bastante grande como para poder colocar los quesos en orden.

Otros consejos para disfrutar de una buena tabla de quesos

Aunque el queso se conserva en frío, es recomendable consumirlo a temperatura ambiente, por ello, lo sacaremos de la nevera unas horas antes de la preparación de la tabla.

También os aconsejamos que, a la hora de la cata, comencéis por los quesos más suaves y terminéis por los más fuertes. De esta forma iréis incrementando el sabor.

Si servís la tabla de quesos en el postre, os recomendamos poner junto a ellos algo dulce. Por ejemplo, un poco de membrillo, mermelada o incluso algún tipo de fruta como fresas, picotas, arándanos, etc.

Y, por último, no os olvidéis del pan. Colocad un canastillo con diferentes clases (con cereales, blancos, integrales, etc.).

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de cocina, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

sandrimartinez2 comento el 20/11/2014 a las 11:16

Me encanta el queso, el azul es mi preferido, siempre intento meter un poquito en algunos platos para dar sabor.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios