Hacer patatas paja

Publicado por Covadonga Carrasco, 01 Oct 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Prepara unas deliciosas patatas paja

Si hay una guarnición maravillosa y que resulta imposible de rechazar, esa es la de patatas. Incluso cocinadas de cualquier manera: en puré, a lo pobre, fritas, al horno... Las patatas siempre son un buen acompañamiento para disfrutar de cualquier plato. Pero, para variar un poco nuestro menú, no está de más hacerlas de manera diferente. ¿Qué tal si preparamos patatas paja?

LO QUE DEBES SABER...
  • Aceite: para que el sabor de las patatas sea mucho mejor, tendremos que usar aceite de oliva virgen extra.
  • Guarnición: las patatas son una de las guarniciones más utilizadas para cualquier plato de carne o pescado.
  • Snack: si queremos preparar un snack sabroso para tomar como aperitivo, las patatas paja son perfectas.

Las patatas paja suelen ser una de las guarniciones más comunes que nos ofrecen en los restaurantes, pero también podemos prepararlas en casa y lograr el mismo resultado. No hace falta explicar que deben su nombre precisamente a su aspecto, muy similar al de la paja cuando las hemos frito.

 

La mejor guarnición para cualquier plato

Existen dos formas de preparar patatas paja. Podemos hacerlas con piel o peladas, como las patatas fritas normales. Si vamos a prepararlas de la primera forma, tendremos que limpiar bien la piel para que no queden restos de tierra y también las cepillaremos para quitar las impurezas que pudieran tener.

Cuando estén listas, las cortaremos en Juliana pero muy finas. Siempre es mejor usar una mandolina de cocina para que el corte sea similar en todas las patatas. Si no, tendremos que hacerlo a mano intentando que nos queden lo mejor posible.

Añadiremos sal al gusto antes de freírlas, aunque también podemos hacerlo una vez fritas, es cuestión de gustos.

 

El secreto es el aceite muy caliente

En una sartén echaremos una generosa cantidad de aceite de oliva virgen extra y esperaremos a que esté muy caliente para que las patatas queden bien crujientes.

No debemos echarlas todas a la vez, es preferible hacerlo poco a poco para que se hagan todas por igual.

Cuando estén bien fritas, las sacaremos de la sartén y las dejaremos en una fuente o en un plato con papel de cocina absorbente para eliminar el aceite sobrante y que así resulten mucho más sanas.

Nuestras patatas paja estarán listas para servirlas como guarnición de cualquier plato de carne o pescado, o para comerlas como snack. ¡Deliciosas!



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 01/10/2014 a las 14:14

Me encantan las patatas cocinada de cualquier forma, pero nunca he hecho patatas paja en casa. Me voy a animar!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos