Cómo preparar un café vienés

Publicado por Patricia Arroyo, 18 Jun 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Receta para preparar un café vienés

Hoy os traemos la receta de café vienés. Se trata de uno de los cafés más antiguos y conocidos del mundo. Por ello, si queréis disfrutar del sabor de este café italiano, aquí os dejamos su elaboración.

LO QUE DEBES SABER...
  • Ingredientes: chocolate, café, nata montada, azúcar y canela o cacao en polvo.
  • Manga pastelera: necesitaremos una manga pastelera de boquilla rizada para echar la nata por encima del café.
  • Origen: el café vienés tiene un origen italiano y se remonta al año 1683.

El café vienés es una mezcla de chocolate y café a la que se le añade por encima nata montada y canela o cacao.

 

Receta para hacer un café vienés

Para hacer un café un vienés necesitamos los siguientes ingredientes: 100 g de chocolate para fundir, 500 ml de café, 200 ml de nata líquida para montar, 75 g de azúcar y canela o cacao en polvo.

En primer lugar, trocearemos el chocolate para echarlo en una cacerola. Después, añadiremos 50 ml de nata líquida y dejaremos que los ingredientes se vayan mezclando a fuego lento. Es importante que no dejemos de remover hasta que el chocolate se haya fundido. Mientras tanto, podemos ir preparando el café.

El siguiente paso será añadir el café bien caliente a modo de chorrito a la mezcla y batir todo otra vez. Paralelamente, iremos montando el resto de la nata con el azúcar.

Una vez que tengamos todo listo, tan solo necesitaremos una copa de cristal para echar la mezcla de café y chocolate. Para darle el toque final a nuestro café vienés, necesitaremos una manga pastelera de boquilla rizada para distribuir por encima la nata montada.

Por último, espolvorearemos un poco de canela o cacao en polvo según nuestro gusto.

¡Con estos sencillos pasos podremos disfrutar de un café vienés rápidamente!

 

Origen del café vienés

El origen del café vienés se remonta al año 1683. Según cuenta la leyenda, tras la caída del ejército turco a manos de las tropas cristianas en la ciudad de Viena, los turcos tuvieron que abandonar en la hermosa ciudad numerosos tesoros, entre ellos una gran cantidad de sacos de café.

En aquella época los granos de café eran totalmente desconocidos para el mundo occidental, por lo que se pensó en quemar los sacos al creer que era comida para animales.

Sin embargo, el rey polaco Jan III Sobieski ofreció todos los sacos a uno de sus oficiales, Jerzy Franciszek, quien fundó la primera cafetería vienesa.

Antes de conseguir el verdadero café vienés, se tuvieron que realizar numerosos experimentos con su sabor, ya que a los primeros clientes nos les agradaba. El primer paso hacia el café vienés fue añadir azúcar y leche.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

cristinalpez354 comento el 18/06/2014 a las 13:00

¡Qué rico! Nunca lo había hecho en casa, así que lo voy a hacer porque realmente está buenísimo y parece que no hay dedicar mucho tiempo para prepararlo.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios