Empanados y rebozados, consejos

Publicado por Patricia Arroyo, 20 May 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo rebozar y empanar alimentos

¿Sabéis la diferencia entre rebozar y empanar un alimento? Para aquellos que tengáis dudas con alguna de estas dos técnicas culinarias, hoy os enseñamos sus diferencias y algunos consejos más.

LO QUE DEBES SABER...
  • Rebozado a la romana: primero se pasa por huevo batido y después por harina.
  • Rebozado a la andaluza: pasar el alimento solamente por harina.
  • Empanado: pasarlo por huevo batido y después por pan rallado.

El rebozado consiste en pasar un alimento por huevo batido, después por harina y freírlo en abundante aceite muy caliente. Esta técnica culinaria aporta cierta jugosidad a los alimentos.

 

El rebozado de alimentos

Este tipo de rebozado es el común y se conoce como “a la romana”. Normalmente se utiliza para freír pescados y hortalizas.

Por otro lado, si se realiza un rebozado solo con harina, estaremos haciendo un rebozado “a la andaluza”. Un ejemplo serían los famosos pescaítos fritos de Andalucía. Esta clase de rebozado también recibe el nombre de enharinado. Para llevar a cabo esta técnica, tan solo envolveremos el alimento con una capa de harina, después lo sacudiremos con la mano para quitar el exceso y, por último, lo freiremos.

También podemos encontrarnos con rebozados más modernos como las verduras en tempura. Consiste en mezclar huevo batido con un poco de harina y añadir agua fría. Pasaremos el alimento por esta mezcla y lo freiremos. Este tipo de rebozado absorbe menos el aceite a la hora de freír y, por tanto, el alimento estará menos grasiento.

Si queremos dar un toque más crujiente, podemos rebozar con cereales, copos de maíz e incluso con kikos, patatas fritas o galletas. Para hacer este tipo de rebozados, tendremos que pasar el alimento primero por huevo y después por alguno de estos ingredientes bien triturados.

 

El empanado de alimentos

Otra forma de dar jugosidad a un alimento es empanarlo. Generalmente esta técnica consiste en pasar primero el alimento por huevo y después por pan rallado. Se utiliza tanto para carnes como para pescados. Existen cuatro tipos de empanado.

- Empanado a la española: se pasa por harina, huevo y pan rallado.

- Empanado a la inglesa: hay que añadir un poco de aceite, sal y pimienta al huevo batido. Después, se pasa el alimento por esta mezcla y finalmente por pan rallado.

- Empanado a la milanesa: pasar nuestro alimento por huevo batido y después por pan rallado y queso parmesano.

- Empanado a la mantequilla: primero pasaremos el alimento por mantequilla y después por el pan rallado. Esta técnica se utiliza para freír a la parrilla.



Comentarios (1)

charliesbin89 comento el 20/05/2014 a las 13:21

A veces confundimos estas dos técnicas, pero yo creo que se deberían diferenciar claramente. A mi personalmente me encanta el empanado. Gracias por distinguirlos tan bien.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios