Vino blanco Puerta de Alcalá

Publicado por Covadonga Carrasco, 24 Mar 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Vino Puerta Alcalá

Los vinos con D.O. de Madrid se han convertido en los últimos años en una auténtica revolución. Reconocidos y admirados, como el vino blanco Puerta de Alcalá, tienen una relación calidad–precio extraordinaria.

La D.O. vinos de Madrid controla y protege las uvas y los vinos de 54 municipios de la zona sur de Madrid. Esto garantiza que la salida al mercado cumpla con todas las normas de calidad y, sobre todo, que surjan vinos con personalidad propia. La zona de producción de estos vinos está dividida en tres subzonas: San Martín de Valdeiglesias, Navalcarnero y Arganda. En este último lugar es donde se encuentra la Bodega Vinos Jeromín, responsable de la elaboración del vino blanco Puerta de Alcalá.

 

Puerta de Alcalá, lugar emblemático para un vino especial

En este caso, el Puerta de Alcalá es un vino blanco joven que lleva su nombre recordando uno de los lugares más emblemáticos de la capital. Y es que, Carlos III mandó construir la Puerta de Alcalá como símbolo de la modernidad de la Comunidad de Madrid.

La Bodega Vinos Jeromín cuenta con un proceso de elaboración con una fermentación controlada y una calidad extraordinaria. Se eliminan los racimos no válidos y se evita la recogida de insectos, tierra o cualquier otro elemento negativo junto al racimo y, además, no se abandona la uva durante más de 8 horas.

 

Vinos de calidad en Madrid

Con una cuidada selección de la uva unida a una avanzada tecnología, en la Bodega Vinos Jeromín se han conseguido extraordinarios vinos jóvenes como el vino blanco Puerta de Alcalá.

Con variedad de uva malvar al 100%, este caldo cuenta con un grado alcohólico de 12,5% y se produce en la zona de Villarejo de Salvanés en Madrid.

El embotellado se realiza bajo enormes controles de calidad, no solo por la bodega sino también por el Consejo Regulador de “Vinos de Madrid”.

Este vino tiene un color amarillo pajizo con ciertos reflejos verdosos, muy brillante y limpio. En nariz es muy intenso con recuerdos a aromas frutales y pétalos de flores. En  boca se perciben numerosos matices, es suave en inicio y muy equilibrado.

En cuanto al maridaje, se trata de un vino que es perfecto para combinar con pescados y mariscos, para la hora del aperitivo o incluso para tomar una copa mientras nos relajamos.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

cristinalpez354 comento el 24/03/2014 a las 12:48

No sabía que aquí en Madrid teníamos vinos tan buenos como el Puerta de Alcalá, ¡bueno es saberlo!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos