Canónigos, alimento de temporada

Publicado por Patricia Arroyo, 07 Mar 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Canónigos, una hierba para ensaladas

¿Habéis comido alguna vez canónigos? Se trata de un tipo de hierba que se suele añadir a las ensaladas. Además, poseen hierro, yodo y vitaminas muy beneficiosas para nuestra salud. ¿Queréis saber más sobre los canónigos?

LO QUE DEBES SABER...
  • Beneficios: ayudan al desarrollo y cuidado de nuestro cabello, uñas, vista, huesos, sistema nervioso y sistema digestivo.
  • Ensaladas: se suelen añadir crudos a ensaladas, pero estas no deben aliñarse demasiado.
  • Elegir canónigos: lo ideal es comprar canónigos con hojas pequeñas, pues serán más sabrosos y suaves.

Los canónigos provienen de Sicilia, aunque este tipo de hierba crece en toda Europa. Tienen un sabor dulce con un toque anuezado, un poco picante y poseen una hoja muy fresca

 

Qué nos aportan los canónigos

Los canónigos son ricos en vitaminas y tienen un valor nutricional importante. Cuentan con un alto contenido en vitaminas A y C, vitamina B6, potasio, hierro, fósforo y yodo; y además contienen proteínas. Es por ello que este tipo de hierba nos ofrece una serie de beneficios en el cuidado de nuestra salud. Por ejemplo, nos facilita realizar nuestra digestión, y también interviene en el desarrollo y cuidado de nuestras uñas, dientes, huesos y cabello. Los canónigos son beneficiosos para el relajamiento del sistema nervioso y actúan como depurativo de la sangre, además de ayudarnos a conservar nuestra vista, sobre todo en la visión nocturna. Si comemos canónigos estaremos prevenidos de coger anemia y de padecer problemas de riñones.

Si queremos añadir los canónigos a nuestra dieta, debemos saber que se suelen comer en crudo y es por ello que se suelen añadir a ensaladas. A la hora de elaborar una ensalada de canónigos, es recomendable que no se aliñe demasiado, ya que el vinagre y el aceite deterioran su color y textura. Los canónigos se pueden combinar con frutos secos, manzana, pepino, patatas, cereales, maíz y remolacha, y también con quesos y huevos.

 

Cómo comprar y conservar los de canónigos

Cuando vayamos a comprar canónigos debemos fijarnos en sus hojas, pues las más pequeñas serán las más sabrosas y suaves. Si la apariencia de los canónigos es buena y parecen frescos, mejor será su sabor y más nos durarán. Por eso, es importante que no tengan hojas amarillas o mustias. Suelen conservarse en buen estado como máximo cuatro días. Lo ideal es guardarlos en la parte baja de la nevera sobre un papel de cocina y que los pulvericemos con agua hasta que los consumamos. Además, cuando los limpiemos deberemos lavarlos con agua pero sin sumergirlos. 



Comentarios (1)

charliesbin89 comento el 07/03/2014 a las 12:35

Los canónigos además no sirven solo para ensaladas, yo recuerdo que mi madre solía poner un poco de canónigo sobre algunas carnes cuando había invitados y quedaba tanto rico como bonito.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos