Desayuno romántico para San Valentín

Publicado por Lucía Sánchez, 03 Feb 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Desayuno de San Valentín

Ya que se acerca San Valentín, ¿te apetece darle una bonita sorpresa a tu pareja? Después de una gran noche no hay nada mejor que un desayuno para recordar. ¿Necesitas algunas ideas? Hoy te damos nuestros consejos para que hagas un perfecto desayuno romántico para San Valentín.

LO QUE DEBES SABER...
  • Formas: utilizando moldes de galletas o cortapastas puedes dar forma a un montón de alimentos como pan de molde o fruta.
  • Bebida: acompaña al vaso del desayuno con un removedor decorado y original.
  • Comprar: si la cocina no es lo tuyo, puedes comprar directamente cupcakes o tartas ya decoradas para San Valentín.

Hacer un desayuno especial para San Valentín puede ser algo muy original si tienes las ideas claras y sigues estos sencillos consejos.

 

Desayuno dulce o salado

Para hacerle un bonito desayuno a nuestra pareja o a alguien especial, no hace falta que seamos unos auténticos chefs. Podemos hacer cosas muy fáciles pero muy vistosas que seguro encantarán a nuestro o a nuestra comensal.

No puede faltar un café, un zumo o una infusión. Además, para decorar el vaso puedes recortar el cartoncillo cuadrado que cuelga de las infusiones en forma de corazón e incluso pintarlo de color rojo y escribir el nombre de tu pareja. Otra idea original es que compres removedores de bebidas con alguna forma original. Si prefieres puedes hacerlos tú mismo utilizando un palo de brocheta o similar, y pegar en la parte superior un corazón de chuchería o una pequeña foto juntos por ejemplo. Solo se trata de tener detalles sencillos pero que gustarán mucho a tu pareja.

Por supuesto, puedes preparar todo tipo de dulces como galletas, magdalenas, bizcochos, tartas… y darles un toque personal y romántico al decorarlos.

Pero debes ser práctico, si no sabes cocinar puedes preparar unas simples tostadas que sabemos hacer todos. Una vez estén hechas, una gran idea es que utilices un molde de galletas o un cortapastas para darles forma. Una solución muy práctica es darles forma de corazón y untar sobre las tostadas un poco de mermelada de fresa. ¡Delicioso y muy vistoso!

También tienes la opción de comprar magdalenas o cupcakes e incluir algún detalle personal con chocolate derretido. O, si eres un poco más creativo, puedes decorarlas de manera especial para San Valentín con fondant o buttercream.

Si tu pareja es más de salado, puedes hacer sándwiches con formas y repartir los ingredientes creando corazones y palabras. En cambio, si el dulce es su pasión, puedes optar por cocinar unos cronuts. Es una receta nueva y original que le encantará.

 

Los detalles sí importan

En un desayuno romántico no todo el peso recae sobre la comida. Los detalles son lo más importante.

No te olvides de dejar un mensaje romántico, una carta de amor o una fotografía dedicada.

Las flores siempre dan un toque especial, pero no es necesario que te gastes mucho dinero en las típicas doce rosas rojas, puedes comprar una, o mejor aún… ¡hacerla tú mismo con chucherías!

En cualquier caso, en vez de rosas rojas puedes optar por incluir una margarita u otro tipo de flor algo más económica e igual de atractiva.

Y lo más importante… ¡llévaselo a la cama antes de que se despierte!



Comentarios (1)

cristinalpez354 comento el 03/02/2014 a las 13:59

¡Me estaba ya rondando la idea por la cabeza de un desayuno romántico y ahora no sé decidirme por cuál de todas las ideas que ponéis! Creo que me quedaré con la de la foto.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios