Preparar un menú de Navidad anticrisis

Publicado por Cristina Yáñez, 17 Dic 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Ahorrar en el menú de Navidad

La crisis también llega a la Navidad, por ello intentamos siempre ahorrar algunos euros en la compra para las comidas y cenas navideñas. Marta Cárdenas Maestre, directora adjunta del Catering Isabel Maestre, nos propone algunas ideas interesantes para que el menú de esta Navidad sea tan delicioso como económico.

LO QUE DEBES SABER...
  • Comprar: si compramos la comida unas semanas antes nos saldrá algo más barata.
  • Canapés: lo mejor es hacerlos sencillos, como por ejemplo embutidos ibéricos con pan, atún, paté, salmón ahumado o incluso croquetas.
  • Tiempopara ahorrar también en tiempo lo ideal es preparar parte del menú el día anterior, como las sopas o estofados, o comprar el marisco ya cocido.

1. Si compramos marisco, ¿cómo podemos asegurarnos de comprar productos de calidad? ¿Es recomendable comprarlo antes y congelarlo? ¿Ocurre lo mismo con la carne?

Los precios tanto del marisco como de la carne siempre suben con el aumento de la demanda, con lo cual, adelantar las compras y congelar los alimentos puede suponer un ahorro. De todas formas, hay que tener en cuenta que el espacio de almacenamiento es limitado y la frescura también es un plus.

Para garantizar que compramos productos muy buenos, lo primero de todo  es tener un proveedor de confianza y serle fiel. A la larga es garantía de calidad.

 

2. Si decidimos congelar algunos alimentos, ¿cómo debemos hacerlo correctamente y con cuánta antelación debemos sacarlos de la nevera?

Hay que guardarlos siempre en el congelador. En el caso de productos muy frescos, no es bueno congelarlos más de un mes.

Para descongelarlos, por supuesto, siempre se hará en la nevera un día antes. Es muy importante ser cuidadosos con esto, ya que las carnes y pescados en crudo son muy delicados y pueden estropearse. Jamás se deben descongelar a temperatura ambiente.

 

3. Sin duda, otra forma de ahorrar es comprar solo lo necesario y aprovechar cada producto al máximo. ¿Puedes darnos algunas ideas para reutilizar los restos que quedan de la cena de Nochebuena?

Lo típico en Cataluña por ejemplo es, el día 26 de diciembre, tomar canelones hechos con los restos de la carne de la comida de Navidad, ya que allí se celebra mucho más el día 25 y el 26 que la Nochebuena. Esta es una manera muy buena y gastronómica de aprovechar los restos.

Otra idea por ejemplo es, si tomamos en Nochebuena una ensalada de langostinos cocidos, podemos aprovechar las cabezas para hacer un arroz caldoso de mariscos con su jugo para comer en Navidad. Será un éxito seguro.

Las croquetas con los restos del pavo también quedan geniales.

Todos son platos que incluso quedan mejor en su segunda vida “humilde” que en la primera.

 

4. Los canapés son importantes para ir abriendo boca. ¿Qué canapés sencillos y económicos podemos ofrecer esta Navidad a nuestros invitados?

Pues por ejemplo unos canapés a base de embutidos ibéricos, panecillos con atún y queso o salmón ahumado, paté de varios tipos junto a frutos secos, etc. Otra posibilidad es ofrecer croquetas de varios sabores, que además podemos dejar preparadas y congeladas para solo tener que freírlas en el momento de servir. Siempre son un éxito si son caseras.

Hacer canapés muy elaborados en casa puede resultar más complicado que un menú completo de primero, segundo y postre. Por eso, lo más sencillo y económico es hacer canapés fáciles, parecidos a los que hemos propuesto.

 

5. Aunque le damos menor importancia a la bebida, esta también ocupa un lugar especial en la mesa de Navidad. ¿Puedes recomendarnos un vino blanco y un vino tinto que sean asequibles pero a la vez perfectos para estas fechas?

El vino ha de tener tanta importancia como la comida. Sobre todo porque un buen vino sienta bien y es fundamental para disfrutar del menú. Personalmente no soy maniática de los maridajes, creo que, en general, si lo que tomamos es bueno y nos parece que encaja en el paladar pues es la combinación perfecta.

-Vino blanco: el Vel'Uveyra de Tierra Sacra, de bodegas Ronsel do sil.

-Vino tinto: me  encanta Raso de Larrainzar o A mis amigos de la misma bodega

-Y cómo no, un cava: unas Navidades sin brindis de espumoso son una tristeza. En bodegas Freixenet hay cavas con gran relación calidad-precio. Uno ideal es el Brut Barroco de estas bodegas, cuesta la tercera parte que el champán y está riquísimo

 

6. Otro problema en Navidad es la falta de tiempo. ¿Qué pasos del menú podemos ir adelantando el día anterior para no agobiarnos toda la tarde cocinando?

Cualquier guiso mejora de un día para otro. Por ejemplo, un estofado de cordero o una buena sopa de marisco o de ave, son platos que podemos elaborar el día anterior.

Otra opción es comprar un plato ya preparado y el resto elaborarlo en casa. Además, el marisco cocido, si es de una buena pescadería, muchas veces está mejor que si lo cocemos en casa.

 

7. Por último, ¿puedes ofrecernos algún menú igualmente atractivo para Navidad pero más económico?

Optaría por una entrada a base de sopa y un ave. Es mucho más económico que otros platos

Un buen menú, que no es muy caro pero sí buenísimo podría ser este:

De primero sopa de gallina. De segundo pularda rellena con todas las guarniciones. Y de postre tronco de Navidad, que me parece tan propio de estas fechas que no podría prescindir de él.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios