Servir el vino a la temperatura ideal

Publicado por Cristina Yañez, 20 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Temperatura para servir vino

El vino es un elemento fundamental en cualquier tipo de comida y para que tenga el mejor sabor posible tenemos que tener en cuenta la temperatura a la que se sirve. Existen diferentes clases de vinos y, dependiendo del que elijamos para nuestra comida, deberemos servirlo a una temperatura u otra.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tipos de vino: tintos, blancos y rosados. Dentro de ellos podemos distinguir por su edad, graduación, color y contenido en azúcar.
  • Temperatura: según el tipo de vino. Los blancos suelen servirse más fríos que los tintos. Igualmente, los tintos más jóvenes se sirven más fríos que los vinos tintos con cuerpo.
  • Cava o champán: podemos apostar por este tipo de bebida en los postres y siempre frío. 

 

Los vinos blancos tienen una vida más corta que los vinos tintos, durando entre dos y tres años, mientras que los vinos tintos duran décadas.

 

Tipos de vinos y la temperatura a la que se sirven

Los vinos pueden ser clasificados por diversas características: por su contenido en azúcar, su color, edad y graduación. Dependiendo del tipo de vino elegido tendremos que saber la temperatura ideal para servirlo.

Los vinos blancos secos deben servirse a una temperatura ideal de entre 7 ºC y 9 ºC para disfrutar del aroma a fruta; mientras que los blancos con cuerpo se sirven entre los 9 ºC y los 11 ºC para saborear su sabor dulce.

En cuanto a los vinos tintos, si se trata de un tinto joven la temperatura perfecta estará entre los 11 ºC y los 14 ºC para poder percibir su frescura. Si elegimos vinos tintos de cuerpo conviene que la temperatura oscile entre los 14 ºC y los 18 ºC, pero si son grandes añadas mejor alrededor de 20 ºC.

Por último, los rosados se sirven a una temperatura de entre 8 ºC y 10 ºC.

Recomendaciones según el tipo de comida

Según el tipo de comida tendremos que servir una clase de vino u otra. Así, para los entremeses como pueden ser embutidos y quesos utilizaremos un rosado seco.

Si nuestro plato se trata de sopa, consomé o arroz lo mejor es servir un blanco seco. En el caso de las pastas podremos utilizar un rosado joven, y con las legumbres un tinto joven.

En cuanto a los pescados el vino blanco es el más indicado. Más suave para pescados blancos y un vino blanco con cuerpo para pescados azules y mariscos. Si hablamos de carnes hay que diferenciar, ya que si se trata de carnes rojas el vino más apropiado es un tinto con cuerpo; y para las carnes blancas mejor los vinos rosados.

Por último, para los postres la costumbre es servirlos acompañados de un cava o champán



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos