Ricas recetas con castañas

Publicado por Cristina Yáñez, 08 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Recetas con castañas

Uno de los frutos secos más típicos del otoño es sin duda alguna la castaña, por lo que os vamos a hablar tanto de sus propiedades más destacables como de la temporada en la que es propicia su recogida y consumo. Y por supuesto, os vamos a dar tres recetas en las que las castañas son un ingrediente principal para que podáis sacar todo el partido posible a este delicioso alimento.

LO QUE DEBES SABER...
  • Temporada: la castaña es un fruto propio del otoño y muy característico de ciertas regiones de España en las que incluso se celebra su recogida.
  • Beneficios: su alto contenido en vitaminas e hidratos de carbono convierte a las castañas en uno de los frutos secos más beneficiosos para la salud.
  • Recetas: desde una sopa de castañas hasta un pollo relleno pasando por una deliciosa tarta son algunas de las mejores recetas que podemos elaborar con este fruto.

 

Cuando llega el otoño empieza la temporada de castañas en todo nuestro país y es posible encontrarnos a la figura mítica de la castañera ofreciéndonos en su puesto este delicioso fruto. Incluso se puede decir que el otoño ha llegado cuando empecemos a percibir ese aroma tan característico de los citados puestos. No hay nada como pasear por las calles frías de alguna ciudad, mientras sentimos el calor que desprende el fuego en el que se hacen las castañas para posteriormente degustarlas a la vez que continuamos la marcha hacia nuestro destino.

 

Temporada de castañas

En algunas zonas de España, la temporada de castañas se celebra por todo lo alto y se organizan fiestas en las que todo el pueblo participa tanto en la recogida como en la posterior degustación de diferentes recetas realizadas con este fruto seco. La más destacada de estas fiestas quizás sea el Magosto, muy popular en la zona de Galicia y en la que castañas y fuego se entremezclan en una celebración que exalta dos elementos que han tenido gran importancia en la historia de la comarca. Y es que las castañas siempre han formado parte de la base alimenticia de las clases más humildes de nuestro país, debido a que son un alimento perfecto para combatir el frío dado la temporada en la que están listas para ser consumidas.

Por eso, cada vez que llega el otoño es inevitable que pensemos también en la llegada de las castañas.

Beneficios de comer castañas

Aparte de ser un alimento perfecto para mantener a raya el frío, las castañas presentan beneficios para la salud, por lo que su consumo está altamente recomendado. Una de sus propiedades más destacables es que se trata de uno de los frutos secos con menor número de calorías, así que las castañas son un aliado perfecto para ayudarnos a guardar la línea. Gracias a su alto contenido en fibra nos pueden ayudar a regular el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento.

Cabe destacar también la gran cantidad de hidratos de carbono que poseen, perfectos para aportarnos energía. De ahí que nos ayuden a tolerar mejor el frío independientemente de que las consumamos calientes. El contenido en vitaminas es bastante alto y, como son del grupo B, nos ayudarán a proteger el sistema nervioso y reducir tanto la tensión como el estrés. Por supuesto no podemos olvidar los beneficios de los minerales que contienen las castañas, como por ejemplo el fósforo y el calcio, ya que son perfectos para fortalecer los huesos y sobre todo tener unos dientes realmente sanos. Completan la lista el hierro, el sodio y el potasio. Por último hay que destacar sus propiedades antiinflamatorias y reparadoras para el sistema cardiovascular.

Por tanto, nos encontramos ante un alimento con un gran número de beneficios para el cuerpo humano y que además posee un sabor excelente, de manera que a la vez que disfrutamos de las castañas, estaremos cuidando nuestra salud tanto por fuera como por dentro.

Sopa de castañas

Pero no solo podemos degustar las castañas asadas, sino que podemos preparar deliciosas recetas como las que os vamos a proponer a continuación.

En primer lugar nada mejor para empezar que una sopa de castañas, ideal para estos días de frío y con una preparación realmente sencilla. Los ingredientes necesarios son: 1 kg de castañas, agua, sal, 1 l de caldo (al gusto), 1 cucharada de anises, hinojo y 250 ml de nata líquida.

Para preparar el plato lo primero que tendremos que hacer será pelar las castañas realizando un corte e hirviéndolas en agua con sal. Una vez que tengamos las castañas limpias y peladas, las echaremos en un recipiente junto al caldo. Se puede usar el ya elaborado que venden en cualquier supermercado o prepararlo nosotros mismos. Además también tendremos que añadir la cucharada de anises y un par de ramas de hinojo. Pondremos todo al fuego unas dos horas aproximadamente, y cuando las castañas estén blandas retiraremos tanto el hinojo como los anises, así como algunas de las castañas para servirlas posteriormente en cada plato. El resto lo verteremos en otro recipiente al que añadiremos la nata líquida y lo batiremos todo bien con una batidora o cualquier elemento eléctrico que tengamos en la cocina destinado a tal fin.

Obtendremos una crema deliciosa que ya podremos servir en platos para consumir.

Un consejo que os damos es el de usar algunas de las castañas que habíamos reservado para decorar cada plato junto a algunas hojas de perejil o incluso el propio hinojo que también habíamos retirado antes de batir todos los ingredientes.

Pollo relleno con castañas

En segundo lugar, y para continuar con el menú, nada mejor que un pollo relleno con castañas. Los ingredientes que necesitamos son: 250 g de castañas, 1 cebolla, 1 hoja de laurel, orégano, 200 g de carne picada de cerdo, ralladura de naranja, 2 tomates, 1 de Oporto, 1 pollo entero y bacón en lonchas.

Para su preparación tendremos de nuevo que lavar y pelar las castañas como hemos explicado en la receta anterior y dejarlas reservadas para su uso posterior.

Después saltearemos en una sartén la cebolla bien picada junto con una hoja de laurel y unas pizcas de orégano. Posteriormente añadiremos la carne picada de cerdo, la ralladura de una naranja y los 2 tomates bien picados y pelados.

Una vez que esté dorada la carne añadiremos el vaso de Oporto y las castañas que habíamos reservado. Pondremos el fuego a una intensidad media, taparemos la sartén y dejaremos que se cocine todo aproximadamente unos 12 minutos.

A continuación, rellenaremos el pollo con la mezcla que acabamos de cocinar, lo ataremos bien fuerte para que no se salga y lo colocaremos en una fuente para horno. Alrededor del pollo podemos poner 4 lonchas de bacón y lo cubriremos con papel de aluminio para asarlo durante una hora a 180 grados. Pasada media hora quitaremos el papel y verteremos por encima del pollo el jugo que se haya formado en el fondo de la fuente. Dejaremos que se ase la media hora restante.

Una vez que se haya asado el pollo, estará listo para servir y deleitar a nuestros invitados con una receta realmente sencilla pero que seguro sorprenderá a más de uno, tanto por sus ingredientes como por el sabor realmente espectacular que nos ofrece.

Tarta de castañas

Por último, y como no podía ser de otra forma, os proponemos un postre. En este caso se trata de una rica tarta de castañas. Necesitaremos estos ingredientes: 500 g da castañas, 200 ml de nata líquida, 150 g de azúcar, 3 yemas de huevo, 3 claras de huevo, mantequilla, azúcar glas.

Para comenzar, una vez más tendremos que pelar y lavar las castañas. Continuaremos triturándolas junto con 100 ml de nata líquida para que se vaya formando una especie de puré, al que tendremos que añadir el azúcar y las yemas de huevo, además de otros 100 mililitros de nata. Cuando esté todo bien mezclado tendremos que incluir las claras de huevo que previamente habremos montado a punto de nieve. Es aconsejable añadir las claras sin dejar de remover la mezcla para que no se bajen y se echen a perder.

Por otra parte, tenemos que untar mantequilla en un molde y espolvorear un poco de harina por encima para evitar que se pegue la masa.

Verteremos la mezcla que habíamos preparado y hornearemos aproximadamente 20 minutos a unos 180 grados para que la tarta se dore correctamente.

El último paso consistirá en decorar el resultado con un poco de azúcar glas si queremos y ya tendremos lista una deliciosa tarta de castañas ideal para estas fechas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios