Cómo conservar las cebollas

Publicado por canalHOGAR, 20 Ago 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

cómo conservar las cebollas

Las cebollas, junto con los ajos y las patatas, son uno de los alimentos que más duran. Pero en ocasiones, cuando pelamos una, nos encontramos con que tiene mal aspecto por fuera y por dentro. Te enseñamos cómo conservar las cebollas.

Los consejos que te damos a continuación sobre cómo conservar las cebollas te ayudarán a mantenerlas en perfecto estado durante mucho más tiempo. Esto lo agradeceremos a la hora de cocinar.

El sitio es clave

Debes tener en cuenta que las cebollas son muy sensibles a la temperatura y a la humedad, por lo que deberás guardarlas en un lugar adecuado. Éste debe ser fresco y donde no llegue demasiada luz.

La temperatura adecuada debe estar entre 5 y 10ºC, ya que en el caso de que sea más alta empezarán a brotar raíces y bulbos, y si es más baja se pudrirá. En cuanto a la humedad, los niveles deben estar entre el 60% y el 70% aproximadamente.

Asegúrate también de que el sitio cuenta con una buena ventilación para que el aire circule alrededor de la cebolla, de manera que ayude a que no se pudra con facilidad.  

¿Y si colgamos las cebollas?

Si introducimos las cebollas en una red conseguiremos que estén perfectamente aireadas. Ese es el motivo por el cual las venden así. Pero en el caso de que las hayamos comprado a granel, podemos utilizar una media de mujer a modo de envase y colgarlas en un lugar que reúna las condiciones detalladas anteriormente.

Otro truco consiste en hacer nudos en la media, entre cebolla y cebolla, para que si una se pone mala, el resto no se eche a perder.

Con estos consejos para conservar las cebollas, dispondrás siempre de este alimento en perfecto estado para preparar cualquier receta que te propongas. Y recuerda que tu casa se merece los mismos cuidados, por lo que contratar un Seguro de Hogar MAPFRE es una de las opciones más seguras. ¡Te informamos de todo lo que necesites!

LO QUE DEBES SABER...
  • Temperatura: debe de ser la adecuada para que las cebollas no se pudran ni tampoco les salgan brotes.
  • Humedad: nunca debe superar el 70% para que la conservación de las cebollas sea la adecuada.
  • Aire: es conveniente que las cebollas estén aireadas, por lo que podemos colgarlas metidas en una red por ejemplo.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios