Qué hacer cuando se estropea el congelador

Publicado por Cristina Yañez, 10 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Mantener los alimentos si el congelador se estropea

Una de las situaciones que pueden darse en cualquier hogar y es muy probable que os pille de improviso, es que se estropee un electrodoméstico fundamental como es el congelador. Por ello, os vamos a dar algunas pautas y recomendaciones para intentar salvar el máximo de comida posible y sobre todo, para que sepáis qué es lo que se puede volver a congelar y qué alimentos tendremos que desechar por el bien de nuestra salud.

LO QUE DEBES SABER...
  • Puerta: no debemos abrirla si sabemos con certeza que el congelador estará reparado en menos de 24 horas.
  • Hielo: aquellos alimentos que todavía tengan placas de hielo, podrán volver a ser congelados casi con certeza.
  • Alimentos: dependiendo del tipo de producto que sea, una vez descongelado, no podremos volverlo a meter en el frigorífico. 

 

La congelación hace que las bacterias causantes de las enfermedades no crezcan, pero no por ello quiere decir que desaparezcan. 

 

Conservar los alimentos 

Ya sea porque se ha cortado el suministro de luz o simplemente porque el congelador se ha estropeado debido a una avería, todos aquellos alimentos que tuviésemos dentro debemos llevarlos inmediatamente a otro congelador para evitar que se descongelen. Es muy probable que únicamente tengamos un congelador en casa, por lo que lo más conveniente es no abrirlo para que el frío que quede dentro se conserve durante más tiempo, si estamos seguros que en menos de 24 horas estará solucionada la avería.

Si por el contrario no podemos asegurar la rapidez de la reparación, lo primero que tenemos que hacer es colocar juntos todos los alimentos para intentar que se conserve más tiempo el frío. 

Volver a congelar 

Una vez que esté reparado el congelador o tengamos otro donde ubicar la comida, debemos desechar todos aquellos alimentos que no sepamos cuánto tiempo llevan en proceso de descongelación, ya que más vale prevenir que curar. Un buen truco es mirar si poseen placas de hielo, ya que si fuera así, podrán volver a congelarse.

Como regla general, para guiarnos sobre qué productos podemos aprovechar y cuáles debemos tirar, tendremos en cuenta que si han estado a temperaturas mayores a 4 grados centígrados durante aproximadamente más de dos horas, no podrán volver a ser congelados, y dependiendo de qué tipo de carne o alimento sea, incluso deberemos desecharlo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios