Ideas para que los niños tomen leche

Publicado por Cristina Yañez, 09 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer que los niños tomen leche

Uno de los alimentos fundamentales cuando los niños están creciendo es, sin duda alguna, la leche, ya que debido al calcio que contiene ayudará a la formación de sus huesos y les posibilitará crecer correctamente. El inconveniente viene cuando nuestros hijos no quieren tomarla y se niegan en rotundo a beberse la cantidad diaria recomendada. Por ello, os vamos a dar una serie de ideas para que los niños tomen leche en su alimentación.

LO QUE DEBES SABER...
  • Adornos: podemos hacer más apetecible el vaso de leche si incluimos adornos en forma de caramelo o virutas de colores.
  • Sustitutos: si no quieren beber leche, debemos dar a nuestros hijos alimentos que la contengan en uno de sus ingredientes.
  • Ejemplo: hay que predicar con el ejemplo y tomar también nosotros leche para que lo vean como algo normal.

 

Debemos vigilar que la causa por la que nuestros hijos no quieran tomar leche no sea porque son intolerantes a la lactosa

 

Hacer apetecible el recipiente 

Es muy común si somos padres, el tener que lidiar a diario con nuestros hijos para que se alimenten correctamente y consuman las cantidades necesarias de proteínas, vitaminas, hierro, etc., que fortalecerán sus defensas y ayudarán a su crecimiento. Pero hay alimentos como la leche, que parecen tener la cruz hecha por toda la infancia y, por ello, debemos buscar algunas ideas para que se la tomen.

Por ejemplo, podemos decorar vasitos con virutas de caramelos de colores para hacerlos más atractivos y ponerles una pajita con diseños infantiles que les incite a beber el contenido del recipiente, que en este caso obviamente será leche. También es muy aconsejable dar ejemplo y bebernos nosotros antes un vaso delante de ellos, o incluso su hermano mayor, ya que suelen imitarlos siempre. 

Camuflar la leche 

Si aun habiéndolo intentado todo no conseguís que vuestros hijos se tomen un vaso de leche, podéis intentar darles alimentos que contienen leche y pueden ser un buen sustituto. Por ejemplo, muy usual es hacer purés con leche, para que los más pequeños ni se den cuenta de que es uno de los ingredientes. También podemos preparar deliciosos batidos, cuyo ingrediente principal sea la leche y seguro que se los beberán encantados. Por último, algo a lo que casi seguro no se podrán resistir es a un rico helado, que al igual que los anteriores alimentos, podemos prepararlo con leche y dárselo a nuestros hijos.

Como veis, existen muchas alternativas para que los niños puedan beber la dosis recomendada diaria de leche.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios