Cómo hacer pan de molde casero

Publicado por Cristina Yañez, 01 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Receta casera de pan de molde

El pan de molde es un alimento imprescindible en cualquier hogar ya que puede estar presente en todas las comidas del día, ya sea untado, en forma de sándwich o tostado, por nombrar algunos. Por ello, os vamos a enseñar una receta para que podáis realizar en casa vuestro propio pan de molde de una forma muy sencilla y con ingredientes muy fáciles de conseguir.

LO QUE DEBES SABER...
  • Dificultad: la mayor dificultad de la receta reside en que hay que amasar correctamente la mezcla que obtengamos.
  • Ingredientes: muy sencillos de conseguir y además con un coste muy bajo en cualquier supermercado.
  • Tiempo: debido a que hay que dejar reposando la masa y hornear posteriormente, podemos tardar toda una mañana.

 

Al tratarse de pan de molde casero, podemos añadir los aromas que queramos para aportarle un toque diferente y único

 

Ingredientes y preparación 

Para realizar pan de molde casero necesitaremos los siguientes ingredientes: 500 gramos de harina, 60 mililitros de leche, 15 gramos de levadura fresca, 2 cucharadas de miel, 10 gramos de sal y 300 mililitros de agua templada.

Lo primero que tendremos que hacer es mezclar el agua templada con la levadura y removerlo bien. Una vez que estén ambos ingredientes mezclados, los dejaremos reposar y procederemos a juntar la harina con la sal. Removeremos también e iremos añadiendo poco a poco la mezcla que hemos dejado reposando sin dejar nunca de mezclar los ingredientes. A continuación, añadiremos la leche y la miel.

Cuando hayamos conseguido una masa medianamente homogénea, tendremos que depositarla sobre la superficie enharinada que vayamos a utilizar para el amasado y proceder a ello durante unos minutos hasta que veamos que la masa es moldeable. El siguiente paso será taparla durante una hora para que repose. 

Horneado del pan de molde 

Una vez que haya transcurrido la hora, volveremos a amasar unos minutos y dejaremos otra vez reposando durante unos 20 minutos, aunque esta vez ya dentro del recipiente que vayamos a usar para hornear.

Aprovecharemos estos minutos para poner a precalentar el horno a unos 220 grados. Un buen truco es el de colocar dentro un recipiente con agua para que se produzca humedad y posteriormente se haga mejor el pan.

Una vez haya transcurrido el tiempo de reposo, podemos pintar con leche la superficie del pan y lo meteremos al horno unos 30 minutos, vigilando siempre por si acaso. Por último, solo tendremos que desmoldarlo y dejarlo enfriar para poder degustarlo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios