Cómo hacer puré de patatas casero

Publicado por Cristina Yañez, 10 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Receta casera de puré de patatas

Uno de los acompañamientos más recurrentes con casi cualquier tipo de comida es el puré de patatas, pues gracias a su sabor suave combina bien tanto con carnes como con pescados, sin olvidarnos por supuesto de las verduras. Y aunque lo más común es comprarlo ya preparado en sobres, hoy os vamos a enseñar a hacerlo de forma casera, de una manera muy sencilla y con muy pocos ingredientes que podemos tener por casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Ingredientes: con apenas cuatro ingredientes muy fáciles de conseguir, podemos elaborar un rico puré de patatas casero.
  • Dificultad: no entraña ningún tipo de dificultad y puede realizarse por cualquier persona que se anime con la cocina.
  • Tiempo: en menos de una hora podemos tener preparado este delicioso plato para acompañar a las comidas.

 

El puré de patatas es un acompañamiento perfecto, porque suele gustar a los niños y se puede preparar de forma muy sencilla y rápida. 

 

Ingredientes y elaboración 

Los ingredientes necesarios para hacer puré de patatas casero son 1 kilogramo de patatas, 75 mililitros de aceite de oliva, 1 vaso de leche y una cucharadita de sal.

Lo primero que tendremos que hacer será lavar bien las patatas para quitar cualquier resto de tierra que pudiesen tener, pero es muy importante que no les quitemos la piel, debemos proceder al principio sin pelarlas. Una vez que estén limpias, las depositaremos en un recipiente con agua y sal y lo pondremos al fuego, sin olvidarnos de taparlo. Esperaremos hasta que el agua empiece a hervir y a partir de este momento calcularemos unos 30 minutos aproximadamente, que será el tiempo que tarden en cocerse las patatas. Para asegurarnos de que están bien cocidas, un sencillo truco es el de pincharlas un cuchillo, y si este entra y sale de manera fácil es que estarán listas. 

Servir el puré 

A continuación, sacaremos las patatas del recipiente y las escurriremos bien para dejar que se enfríen. Una vez que podamos cogerlas sin quemarnos, llegará el momento de pelarlas y aplastarlas para crear una masa, a la que añadiremos la sal, la leche y el aceite. Mezclaremos todo muy bien para que se forme un puré, que será el que posteriormente nos comeremos. Podemos utilizar un pasapurés para hacer más fácil esta tarea.

Si queremos añadir algún ingrediente que nos guste y creamos que puede combinar bien con el puré de patatas, como por ejemplo calabacín o calabaza, será en este último paso cuando tendremos que echarlo y mezclarlo con la masa que se ha ido formando, para que quede un puré homogéneo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios