Receta de salsa teriyaki

Publicado por Cristina Yañez, 28 Ago 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer salsa teriyaki

Si sois unos amantes de la cocina japonesa, es muy probable que hayáis intentado reproducir sus platos en vuestra casa para poder disfrutar de esos sabores tan especiales sin tener que acudir a un restaurante. Y aunque muchas de sus recetas son difíciles de realizar, existen ciertas salsas muy típicas, como la teriyaki, que sí podemos hacerlas en casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Ingredientes: algunos de ellos tendremos que comprarlos en tiendas especializadas, ya que no suelen encontrarse en las grandes superficies.
  • Preparación: es muy sencilla y en apenas 20 minutos tendremos lista nuestra salsa teriyaki para utilizar en cualquier plato.
  • Alimentos: está recomendada para emplearla junto a verduras, pescados y sobre todo pollo.

 

La palabra teriyaki procede de los términos teri, que significa brillo, y yaki, que significa asado, haciendo referencia al modo en que se cocina. 

 

Ingredientes y preparación 

Para realizar nuestra propia salsa teriyaki necesitaremos los siguientes ingredientes: 1 l de salsa de soja, 500 ml de sake, 500 ml de mirin, 50 gramos de azúcar, 5 gramos de jengibre rallado y medio puerro del que nos quedaremos únicamente con la parte verde.

Lo primero que tenemos que hacer para comenzar a realizar nuestra salsa teriyaki, es colocar todos los ingredientes que hemos citado anteriormente en un recipiente que sea lo suficientemente ancho pero que no tenga demasiada profundidad. A continuación pondremos el recipiente a fuego medio e iremos moviendo todos los ingredientes para que el azúcar vaya disolviéndose poco a poco. Una vez que la mezcla rompa a hervir, bajaremos el fuego y la dejaremos a una potencia baja, para que todo siga hirviendo durante aproximadamente unos cinco minutos más. El siguiente paso será apagar el fuego y dejar que nuestra mezcla se enfríe por sí sola, no la debemos meter en la nevera. 

Usos de la salsa teriyaki

Una vez que se ha enfriado lo suficiente, retiraremos la salsa del recipiente y la colaremos para que únicamente nos quede el líquido, que ya estará listo para usar en cualquier plato o receta que queramos.

Lo más habitual es emplear esta salsa en pescado, verduras o pollo, pudiendo cocinar recetas tan conocidas como el pollo teriyaki, que podemos animarnos a hacer una vez que ya sabemos cómo se realiza la salsa. También podemos experimentar y emplear la salsa teriyaki en otro tipo de platos para ver cuál sería el resultado, pues realmente puede combinarse con cualquier alimento. Poco a poco iremos creando nuestras propias recetas "japonesas".



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos