Diferentes abrelatas y su uso

Publicado por canalHOGAR, 15 Oct 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

 Diferentes abrelatas y su uso

Aunque cada vez más encontramos los productos en lata o en conserva con sistema abre fácil, todavía quedan otros que nos exigen utilizar un abrelatas. Te explicamos a continuación los diferentes abrelatas y su uso de cada uno. 

Uno de los mayores peligros que existen al utilizar un abrelatas es la posibilidad de cortarse con la tapa del envase que estemos abriendo, por ello hay que tener un especial cuidado.

En el mercado existen dos grandes grupos diferentes de abrelatas y cada uno tiene un uso diferente. Hablamos de los abrelatas manuales, con los que nosotros mismos realizamos el trabajo, y los abrelatas eléctricos, en los que una máquina se encarga de hacer casi todo el proceso.

¿Cómo son los abrelatas manuales?

En este primer grupo de abrelatas manuales debemos distinguir tres modelos diferentes, de los cuales seguro que tienes uno en casa.

- Abrelatas pavonado: es una especie de cuchilla que tiene una hendidura en uno de sus extremos. En esta parte es donde se engancha la lata para después clavar en el lateral de la tapa la punta de acero e ir haciendo movimientos hacia arriba y abajo alrededor de ella para que se vaya abriendo.

- Abrelatas en forma de mariposa: funciona igual que el anterior, pero se diferencia de aquél en que la hendidura y la punta de acero están muy próximas, lo que facilita mucho más la tarea de abrir una lata.

- Abrelatas en forma de tenaza: es, sin duda, uno de los más prácticos y fáciles de utilizar. Sólo hay que engancharlo a la lata y apretar los extremos para conseguir nuestro objetivo.

¿Y los abrelatas eléctricos?

Este tipo de abrelatas son muy usados en Estados Unidos y su funcionamiento es muy simple: hay que acoplar la lata al aparato y accionar un botón para que la máquina se encargue del resto.

Ésta es la opción más segura de todas y la más cómoda, aunque también la más cara. Como es obvio, los abrelatas manuales tienen un precio muchísimo menor.

Ahora que ya conoces los diferentes abrelatas y su uso, puedes elegir el que más práctico te resulte en cada caso. Del mismo modo, puedes informarte de todos los Seguros de Hogar MAPFRE que ponemos a tu disposición para que elijas el que mejor se ajusta a tus necesidades y circunstancias.

LO QUE DEBES SABER...
  • Manuales: son los que hemos tenido toda la vida por casa y requieren de algo de maña para abrir las latas.
  • Eléctricos: van conectados a la luz y son muy cómodos y fáciles de usar, dando grandes resultados.
  • Usos: dependiendo del abrelatas que elijamos, variará ligeramente la manera en que ha de usarse.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos