Hacer un buen uso de la tabla de cortar

Publicado por Cristina Yañez, 20 Ago 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Uso correcto de las tablas de cortar

Uno de los elementos que no puede faltar en ninguna cocina es sin duda la tabla de cortar, ya que se hace necesaria para trabajar multitud de alimentos que requieren ser troceados en muchas recetas. Por ello, vamos a ver algunos consejos y recomendaciones para hacer un buen uso de la tabla de cortar.

LO QUE DEBES SABER...
  • Colores: las tablas de cortar más actuales disponen de diferentes colores para usarlas con cada tipo de alimento.
  • Limpieza: es muy importante la higiene a la hora de cortar comida para eliminar todos los posibles restos.
  • Almacenaje: las tablas más modernas ocupan muy poco espacio debido a que pueden doblarse, siendo muy fáciles de guardar.

 

Existen infinidad de modelos de tablas de cortar dependiendo del material del que estén fabricadas y el tamaño que tengan. 

 

Elegir la tabla adecuada 

Aunque el uso de la tabla de cortar puede parecer muy simple, ya que únicamente hay que colocar los alimentos encima y empezar a trocearlos, existen una serie de recomendaciones para prolongar la vida de este utensilio de cocina y sobre todo para mantener la higiene y limpieza de los alimentos que vamos a comer posteriormente y de la cocina en general.

Lo primero que tendremos que hacer será elegir el material del que queramos que sea la tabla. A lo largo de los años la madera se ha impuesto sobre el resto, pero últimamente se está sustituyendo debido a que al tratarse de un material poroso, pueden quedar restos de comida y muchos expertos afirman que nunca acaba de limpiarse por completo. Por ello, las tablas de silicona y materiales acrílicos están cada vez más extendidas en todas las cocinas del mundo. 

Usar más de una tabla 

Una vez que ya tengamos la tabla elegida, debemos saber que es absolutamente fundamental lavarla después de cada uso para que no queden restos de comida y sobre todo no se adhieran al siguiente alimento que vayamos a cortar.

Para evitar esto, lo mejor es usar una tabla distinta para cada tipo de comida que vayamos a trocear. El código de colores que se ha establecido en las cocinas internacionales profesionales indica que el rojo sería para la carne, el verde para las verduras y las frutas, el azul para los pescados y el blanco para el pan y los quesos. Existen más colores para alimentos más específicos, pero con esos cuatro podemos hacer un buen uso de las tablas de cortar.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios