Las ventajas de envasar al vacío y cómo hacerlo

Publicado por Cristina Yañez, 08 Ago 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo envasar al vacío y sus beneficios

Una de las técnicas que existen para conservar alimentos y que, sin duda alguna, alarga mucho la vida de los mismos es el envasado al vacío, ya que los productos pueden llegar a durar un año entero sin perder propiedades ni sabor. Por ello, vamos a ver cuáles son todas las ventajas que nos ofrece esta técnica, así como la manera de hacerlo, para que podáis envasar aquellos alimentos o productos que preparéis en casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Sabores: se conservan durante todo el tiempo que el producto permanezca envasado para que podamos degustarlo como el primer día.
  • Aromas: al no haber presencia de oxígeno, también permanecerán intactos pase el tiempo que pase.
  • Envasadora: con este aparato podemos envasar cualquier tipo de alimento en apenas unos minutos.

 

La técnica de envasado al vacío se basa en la extracción del aire que queda alrededor del alimento cuando se mete en un bote o envase de plástico

 

Ventajas y beneficios de envasar al vacío 

Una de las grandes ventajas del envasado al vacío, y quizás la más importante, es que, al no estar los alimentos en contacto con el aire, sus propiedades químicas no se ven alteradas ni tampoco su sabor o aroma, cosa que sí pasaría con otros métodos de envasado existentes, que con el paso del tiempo hacen que la comida vaya perdiendo sus propiedades. Esto es debido a que el oxígeno es el causante de la oxidación de los alimentos y, por tanto, ante la ausencia de este, esta reacción no se producirá. También por este motivo se anula el posible crecimiento de microorganismos.

Por último, otra ventaja que cabe destacar es que podemos almacenar y apilar alimentos de muchos tipos en un mismo espacio sin miedo a que se peguen los olores entre ellos o goteen unos encima de otros. 

Cómo envasar al vacío 

Si queremos envasar al vacío los alimentos o recetas que hayamos cocinado para que se conserven durante mucho tiempo o simplemente porque no sabemos cuándo vamos a consumirlos, lo más sencillo y habitual es hacerlo mediante una envasadora al vacío. Actualmente podemos adquirir esta máquina a un precio bastante asequible si únicamente la vamos a emplear para uso doméstico. El proceso de envasado es realmente sencillo y nos llevará apenas un par de minutos. Si no disponemos de una envasadora, podemos envasar al vacío en botes, calentándolos al baño maría sin tapa y posteriormente añadiendo el producto que queremos envasar y cerrando el bote. Pasados otro par de minutos en la olla habrá quedado envasado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios