Soluciones para comidas saladas

Publicado por Covadonga Carrasco, 19 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Arreglar comidas saladas

A todos en alguna ocasión se nos ha ido la mano con la sal mientras preparábamos un plato. El disgusto es tremendo, pero no tenemos por qué acabar con nuestra elaboración culinaria en la basura. Hoy te enseñamos algunos trucos para solucionar el exceso de sal en las comidas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Patatas: absorben perfectamente la sal y consiguen retirar el exceso.
  • Leche: añadir leche y agua puede ser otra opción para las sopas y caldos.
  • Precaución: para evitar el exceso de sal en las comidas hay que ir probándolas mientras se cocinan.

 

Dependiendo del tipo de comida que hayamos preparado, será más o menos sencillo solucionar las comidas saladas. En el caso de la sopa salada, muchas veces hemos tomado la determinación de echar un poco más de agua; sin embargo, también podemos combatir el exceso de sal añadiendo una cucharada de azúcar.

 

Las patatas, la gran solución para la sal en los guisos

Por otra parte, si hay exceso de sal en un estofado, lo ideal será pelar unas patatas y partirlas en gajos. Las añadiremos al guiso y estas se encargarán de ir absorbiendo la sal mientras se van cocinando.

Si no tenemos patatas a mano, también podemos usar pan. No elimina el exceso de sal de la misma manera que las patatas, pero puede sacarnos del apuro. Otro truco para los guisos es añadir algunas cucharaditas de leche.

Para retirar el exceso de sal en las verduras, la solución es igual que para el estofado, siempre que estos platos estén cocidos. Si están hechos al vapor, la única solución será lavarlos o irremediablemente volver a empezar.

Vigilar el sabor del guiso mientras se cocina

Las hierbas y especias en ocasiones también nos pueden ayudar, al igual que el zumo de naranja, el agua, el aceite de oliva o la leche. Pero siempre tenemos que tener en cuenta el tipo de receta que estamos preparando y los ingredientes que lleva.

No resulta demasiado complicado eliminar el exceso de sal, eso sí, para la próxima ocasión en la que tengamos que cocinar, habrá que tener mucha más precaución para evitar que nos vuelva a suceder. Recordad que siempre es preferible quedarnos cortos a la hora de salpimentar un plato, ya que siempre podremos añadir más posteriormente.

Otro consejo para evitar las comidas saladas es ir probándolas mientras se están cocinando hasta conseguir el punto de sabor que queremos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios