Mermelada de cereza

Publicado por Covadonga Carrasco, 16 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Preparar una mermelada de cereza

Una buena forma de aprovechar la fruta de temporada es sin duda preparar deliciosas mermeladas. En esta ocasión vamos a mostraros la manera de elaborar una riquísima mermelada de cereza.

LO QUE DEBES SABER...
  • Temporada: una buena forma de disfrutar de la fruta de temporada es preparar deliciosas mermeladas.
  • Sencillez: una receta sencilla en la que solo tendremos que cocer las cerezas y envasarlas.
  • Conservación: para mantener en perfecto estado la mermelada la mejor opción es guardarla en tarros de cristal.

 

No hay nada mejor que preparar recetas caseras, siempre tendrán un sabor muy diferente a las que compramos ya hechas en los supermercados, y aunque en el caso de la receta que os traemos hoy, la mermelada de cereza, se hace un poco pesado retirar los huesos de todas y cada una de las frutas, el resultado sin duda merece la pena.

 

Ingredientes y preparación de las cerezas

Para elaborar la mermelada de cereza necesitaremos: 600 g de cerezas con el hueso ya quitado, 250 g de azúcar y el zumo de medio limón.

Lo primero que tendremos que hacer será lavar bien las cerezas y eliminar el hueso y el rabillo para quedarnos únicamente con la carne de la fruta.

A continuación colocaremos todas las cerezas en un cazo grande y las cubriremos con el azúcar y el zumo de limón. Lo mezclaremos todo bien y dejaremos que pasen al menos unas 2 horas en el frigorífico.

Pasado este tiempo sacaremos el cazo y lo pondremos al fuego a máxima potencia.

Preparar la rica mermelada

En el momento en el que empiece a hervir bajaremos la intensidad del fuego al mínimo y dejaremos que siga cociéndose durante un tiempo aproximado de 20 minutos, removiendo cada cierto tiempo. Después pasaremos la mezcla por la batidora y dejaremos que se enfríe.

La mermelada estará lista para disfrutarla a la hora del desayuno, la merienda o incluso colocándola como acompañamiento para patés.

Para guardar la mermelada de forma correcta podemos hacerlo en frascos de cristal. Verteremos el contenido en su interior y los pondremos boca abajo, esperando que se enfríen antes de meterlos en el frigorífico.

Para que se conserve mejor, pasaremos previamente los frascos y las tapaderas por agua hirviendo y estarán listos para el envasado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios