Conservar una pata de jamón serrano

Publicado por canalHOGAR, 13 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Conservar una pata de jamón serrano

Imagínate: una copa de vino acompañada de un plato de jamón, pan tostado y tomate. ¿Puede haber una delicia mayor que ésta? Para saborear esta comida, no sólo hay que saber partirlo, sino también cómo conservar una pata de jamón serrano.

El jamón es uno de los productos más típicos de nuestro país y para saborearlo como se merece no sólo hay que saber cortarlo, sino que el hecho de conservar una pata de jamón serrano correctamente es crucial para su posterior degustación. Hoy te enseñamos cuál es la mejor manera de guardarlo.

¿Cómo guardar el jamón?

Lo más importante que debes saber es que el jamón se ha de guardar en un lugar fresco y, en la medida de lo posible, oscuro. Cuando hablamos de un sitio fresco nos referimos a una zona donde no haga demasiado calor, pero sin llegar a introducirlo en la nevera. De hecho, esta última práctica es la que suele echar a perder la pata de jamón. Así, si cuentas con una despensa con buena ventilación, será el lugar perfecto para guardar este alimento.

Además de saber dónde guardar la pata de jamón serrano, también hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

- Cuando ya hayas empezado a cortar el jamón, deberás reservar un trozo de tocino o corteza para colocarlo en la parte donde se haya hecho el corte. Así se evita que el jamón se reseque y que haya que desperdiciar la capa que se haya quedado dura y seca. La explicación a la sequedad hay que buscarla en el aire, que cuando entra en contacto con el jamón provoca una oxidación. Esto se traduce en olores y sabores de la carne bastante desagradables.

- Cubre la pata de jamón también con un trapo de cocina para asegurarnos una conservación excelente.

- Intenta cortar sólo la cantidad de jamón que se vaya a consumir para poderlo degustar en las mejores condiciones. En el caso de que sobre, habrá que envolverlo en papel transparente o de aluminio para evitar en la medida de lo posible el contacto con el aire.

Con estos sencillos trucos podremos conservar una pata de jamón serrano en perfectas condiciones, siempre lista para preparar un manjar excelente y muy sabroso. En este sentido, es recomendable medir la cantidad de carne que se come a diario para prevenir posibles enfermedades. Contrata el Seguro de Salud MAPFRE y benefíciate del servicio de orientación médica telefónica 24 horas, además de otras muchas coberturas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Lugar: un espacio fresco y seco es lo más recomendado para que guardemos nuestra pata de jamón.
  • Corte: hay que cubrir el corte para evitar el contacto con el aire y que el jamón adquiera otros sabores.
  • Consumir: es recomendable cortar solo la cantidad de jamón que vayamos a comer en ese momento.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios