Cómo hacer seitán

Publicado por Cristina Yañez, 14 Jun 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Preparar tu propio seitán

Hoy vamos a mostraros cómo hacer seitán en vuestra propia casa, una receta perfecta para todas aquellas personas vegetarianas o que prefieren buscar un sustitutivo a la carne, ya que el seitán es una especie de carne vegetal realizada a partir de ingredientes naturales y con multitud de aplicaciones en la cocina.

LO QUE DEBES SABER...
  • Seitán: es la proteína vegetal del trigo obtenida de forma natural y sin procedimientos químicos.
  • Elaboración: aunque puede llevarnos algo de tiempo debido a que hay que dejar reposar y cocinar la masa, es muy sencillo de preparar.
  • Sustitutivo: es un excelente sustitutivo de la carne para todas aquellas personas vegetarianas o a las que simplemente no les gusta.

 

El origen del seitán lo podemos encontrar en Asia, aunque hay muchas personas que concretan más y lo sitúan en China

 

Ingredientes y preparación 

Para realizar nuestro propio seitán necesitaremos los siguientes ingredientes: 1 kilo de harina de trigo, un vaso de salsa de soja, 2 litros de agua, 1 cabeza completa de ajos y una cucharada de jengibre rallado.

Lo primero que tendremos que hacer será amasar la harina con un litro de agua y mezclarlo todo bien hasta que nos quede una masa compacta, al igual que si estuviésemos haciendo pan. Cuando tengamos una masa homogénea, hay que dejarla en un recipiente con agua durante aproximadamente 45 minutos.

Una vez que haya transcurrido el tiempo, empezaremos a limpiar la masa con el agua hasta que esta última se quede blanca, lo que significará que el almidón va poco a poco retirándose de la harina. Cuando el agua del recipiente esté totalmente blanquecina, la cambiaremos por agua limpia y seguiremos con el proceso de lavado hasta que el agua salga totalmente transparente, señal de que únicamente queda el seitán. Obtendremos pues, una masa más pequeña y de un tono más oscuro que como era inicialmente. 

Cocinar la masa 

A continuación pondremos en un recipiente grande los ingredientes, es decir el litro de agua, la salsa de soja, la cabeza de ajos y el jengibre, a fuego alto y esperaremos a que el agua empiece a hervir. En ese momento tendremos que echar nuestra bola de seitán y dejar que se cocine a fuego lento durante 45 minutos. Cuando el tiempo haya pasado, comprobaremos que la masa ha vuelto a aumentar de tamaño y ha adquirido un color más oscuro, además de presentar un aspecto mucho más compacto. La sacaremos del recipiente y ya tendremos listo nuestro seitán con un ligero sabor que habrán dejado los ingredientes.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos