Cómo hacer mahonesa sin huevo (lactonesa)

Publicado por Covadonga Carrasco, 11 Jun 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hacer mahonesa sin huevo

Muchas personas son alérgicas al huevo, y cada vez hay más. Pero no debería ser excusa para que no puedan disfrutar de recetas tan tradicionales como la de mahonesa. Por eso, poco a poco los platos se van rediseñando para conseguir menús igual de sabrosos pero eliminando los ingredientes perjudiciales para los alérgicos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Huevo: además de ser una receta perfecta para los alérgicos a este alimento, nos librará de sustos en verano con la salmonella.
  • Leche: nunca debe estar demasiado fría o correremos el riesgo de que se nos corte la mahonesa.
  • Color: la lactonesa es de un color muy blanco, si queremos darle color amarillento podemos usar colorante alimentario.

 

La mahonesa sin huevo se conoce como lactonesa y la receta es perfecta para el verano, pues esta salsa es uno de los ingredientes más recurrentes en platos tan comunes como la ensaladilla rusa. Haciendo lactonesa también nos evitaremos problemas con los huevos frescos, por ejemplo.

 

Ingredientes

Lo mejor de esta receta es que no se nota que no lleva huevo, consiguiendo que resulte igual de sabrosa que la mahonesa normal. Necesitaremos estos ingredientes:

- 1/2 vaso de leche entera a temperatura ambiente (si la leche está fría podemos correr el riesgo de que se nos corte la mahonesa).

- 1 vaso de aceite (de girasol, de oliva o mitad y mitad).

- 1 pizca de sal.

- 1 chorrito de vinagre o de limón.

Elaboración de la mahonesa sin huevo

Lo primero que tendremos que hacer será colocar la leche en el vaso de la batidora, después lo inclinaremos un poco y añadiremos el aceite despacio de forma que caiga en la parte lateral y flote después sobre la leche. Este será también el momento en el que añadiremos la sal.

Después introduciremos la batidora hasta el fondo del vaso y comenzaremos a batir sin desplazarla hacia arriba.

La mahonesa comenzará a emulsionar en la base del recipiente. Cuando el fondo comience a espesar será el momento en el que comenzaremos a levantar muy despacito la batidora, así conseguiremos que siga emulsionando la mezcla. Añadiremos el vinagre o el limón, lo que hayamos elegido y batiremos con un poco más de energía.

La mahonesa sin huevo estará lista para ser consumida después de pasar unas horas en la nevera. Lo único que cambia es el color, que es mucho más blanco al no llevar huevo, pero si queréis que mantenga el color original podéis añadirle un poco de colorante alimentario.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios