Cómo confitar cebolla

Publicado por Cristina Yañez, 05 Jun 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer cebolla caramelizada

Una de las formas más deliciosas de preparar la cebolla es hacerla confitada. Muchas veces la habréis probado en algunas comidas o platos y os habrá embriagado su sabor y su textura. Por ello os vamos a enseñar la manera de elaborarla, ya que se trata de una receta muy sencilla y no solo al alcance de los restaurantes.

LO QUE DEBES SABER...
  • Azúcar: el principal ingrediente para confitar la cebolla es el azúcar moreno, pero también se puede usar azúcar normal o miel.
  • Fuego: para que la cebolla se confite correctamente, es recomendable pocharla a fuego lento.
  • Recetas: desde canapés hasta platos de carne, serán los compañeros perfectos de la cebolla confitada.

 

Es posible que en muchas recetas veamos que a la cebolla confitada la llaman también cebolla caramelizada. Se trata del mismo procedimiento, en el que hay que seguir los siguientes pasos. 

 

Ingredientes necesarios 

Para confitar la cebolla necesitaremos estos ingredientes: 1 kilo o la cantidad que vayamos a necesitar de cebollas, 2 cucharadas grandes de azúcar moreno, 1 cucharada de vinagre y unas 5-6 cucharadas grandes de aceite.

Lo primero que tendremos que hacer será pelar las cebollas y cortarlas en tiras finas, es recomendable que no las cortemos en trozos demasiado pequeños pues cuando empiecen a pocharse y a caramelizarse, los pedazos de cebolla reducirán su tamaño. Además, en la presentación de los platos queda mucho más vistosa la cebolla confitada cortada en tiras.

A continuación pondremos a calentar en una sartén el aceite a fuego bajo y echaremos la cebolla para que se vaya pochando poco a poco sin dejar de removerla para que se haga por todas partes igual. Cuando notemos que la cebolla se encuentra blanda, tendremos que añadir el azúcar moreno y el vinagre, y seguiremos removiendo todo muy bien. 

Cebolla lista para comer 

Pasados unos 20 minutos, y si la cebolla ya ha absorbido todos los ingredientes añadidos, notaremos que adquiere un tono más oscuro, lo que significará que ya se ha caramelizado. Únicamente nos quedará sacarla y escurrirla bien con la ayuda de un colador.

Como veis, se trata de una receta bastante sencilla y que podemos preparar en cualquier momento para darle un toque especial a nuestros platos. Algunas sugerencias de recetas en las que podemos usar este tipo de cebolla, son por ejemplo carnes como el solomillo, el cual podemos situar sobre una cama realizada con cebolla caramelizada. También se puede emplear como un ingrediente más de hamburguesas que preparemos de forma casera.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos