Pan rallado casero

Publicado por Cristina Yáñez, 07 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hacer pan rallado

El pan es un alimento que debemos consumir a diario, por ello quizá nos pasa que siempre sobra y acabamos tirándolo porque se pone duro. Pero podemos utilizar este pan para elaborar otros ingredientes como por ejemplo pan rallado.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pan rallado: es el ingrediente perfecto para mejorar otros alimentos consiguiendo una textura especial.
  • Reutilizar el pan: antes de tirar las barras de pan que se han quedado duras, podemos elaborar pan rallado, tostadas o congelarlas para utilizarlas más adelante.
  • Pan rallado aromático: podemos aportar al pan rallado un sabor extra si añadimos otros ingredientes como especias, hierbas o aceites, por ejemplo.

 

El pan rallado lo utilizamos muy a menudo, pues aporta un sabor y textura especial a otros alimentos. Además es muy útil para el menú de los niños, pudiendo camuflar otras comidas que no les gustan tanto.

 

Reutilizar el pan

Para elaborar nuestro propio pan rallado no es necesario que nos encontremos en la situación de necesitarlo y no tener en casa, podemos hacerlo en cualquier momento y guardarlo para cuando queramos usarlo, pues lo bueno de este ingrediente es que aguanta mucho tiempo si lo conservamos bien.

Hacer pan rallado en casa es muy fácil y rápido, además evitaremos tirar las barras que van sobrando del día a día.

Una vez que el pan esté seco y duro habrá que cortarlo en rebanadas y meterlas en el horno una media hora a 100ºC, para asegurarnos de que no queda nada de humedad. Habrá que tener cuidado de que no se quemen ni se tuesten demasiado. Después bastará con triturar todo con la ayuda de una batidora, hasta conseguir la textura propia del pan rallado, similar a una harina gruesa.

Pan rallado con sabores

También podemos aportarle a este pan rallado casero el sabor que queramos, por ejemplo perejil, ajo, queso, aceite, hierbas aromáticas, especias, semillas, etc. De esta forma, al rebozar alimentos conseguiremos un sabor extra que hará más deliciosos nuestros platos.

Para darle el sabor propio al pan directamente, sin tener que añadir condimentos una vez lo tengamos rallado, bastará con untar en las rebanadas el ingrediente que queramos antes de meterlas al horno.

Para mezclar estos sabores, lo mejor es que los ingredientes que añadamos estén también muy secos, si no el pan rallado no nos quedará perfecto.

Pero si no utilizamos mucho el pan rallado aromático, lo mejor es que le demos el sabor extra cuando vayamos a utilizarlo, pues de lo contrario solo acumularemos tipos de pan rallado en la despensa.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios