Hacer merengue para postres

Publicado por Marta Leal, 11 Abr 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Merengue italiano y suizo

Si quieres preparar un postre rápido y económico, solo necesitas claras de huevo y azúcar para elaborar un rico merengue. O también puedes utilizarlo como ingrediente para realizar otros dulces y postres.

LO QUE DEBES SABER...
  • Ingredientes principales: clara de huevo y azúcar.
  • Presentación: mezclándolo con sabores como el café, limón, naranja, vainilla, etc. También se puede hacer merengue crujiente o añadirlo a bizcochos, galletas y frutas.
  • Cuidado: el merengue se puede cortar por batirlo en exceso.

 

Puedes sorprender a tus comensales con un postre especial y que seguro gustará a todo el mundo. Además, existen dos opciones: hacer merengue crujiente o añadir el merengue a cualquier postre, por lo que es un dulce que ofrece muchas salidas a la hora de cocinar.

 

Merengue italiano y suizo

Es importante que todos los utensilios estén limpios y secos antes de empezar a cocinar.

- Italiano:

Ingredientes: 220 g de clara de huevo y 50 g de azúcar.

Para el almíbar: 150 g de azúcar y 50 g de agua.

Tendremos que poner el azúcar con el agua en un cazo a calentar a fuego medio-alto hasta que hierva para conseguir el almíbar. Mientras, iremos haciendo el merengue batiendo las claras hasta que estén consistentes. Añadiremos el azúcar mezclándolo bien.

Cuando el almíbar esté listo, lo dejaremos templar y lo añadiremos a las claras sin parar de remover para que se mezcle todo muy bien.

Una vez listo, se puede guardar en el frigorífico tapándolo muy bien.

- Suizo:

Ingredientes: 200 g de azúcar, 2 cucharadas de azúcar glas y ½ taza de clara de huevo.

En una cacerola, batimos las claras y el azúcar con la batidora. Después, calentaremos la mezcla a una temperatura media sin dejar de remover para que espese. Lo retiramos del fuego, añadimos el azúcar glas y removemos hasta conseguir el merengue.

Presentación del merengue

Una vez hecho el merengue, podemos presentarlo en la mesa de varias formas:

Una de ellas es hacer merengue crujiente, que se consigue al meterlo en el horno a temperatura baja durante 60 minutos hasta que coja un poco de color.

También podemos añadir sabores al merengue. El momento de hacerlo es cuando vamos a batir las claras de huevo. Podremos mezclarlo con café, frutos secos, cáscara de limón o naranja ralladas, chocolate, vainilla, etc.

Otra manera de presentar este postre es haciendo tortitas y añadiendo el merengue con dulce de leche o distintos siropes. También se puede servir poniéndolo en un bizcocho o con galletas.

Y por último, recomendamos esta mezcla de sabores: servir el merengue con chocolate líquido y trozos de frutas como melocotón, piña y plátano. ¡Delicioso!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios