El vino, de moda en España durante los últimos milenios

Publicado por Fundación para la Cultura del Vino, 15 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Vinos de España

El vino en España y pese a las transformaciones que está sufriendo su consumo y las dificultades por las que atraviesa la restauración en tiempos de crisis, es una bebida de moda.Se sabe de vinos, interesa aprender algo sobre sus diferentes tipos, su procedencia o la forma en que está hecho, empiezan a desarrollarse mucho los vinos frescos, blancos, rosados y espumosos, particularmente entre las mujeres, y descubrimos cada vez mejores vinos de todas nuestras comunidades autónomas, gracias al redescubrimiento de territorios y cepas tradicionales.

LO QUE DEBES SABER...
  • Bodegas: con el tiempo han ido renovándose para ofrecer en un mismo lugar sus propios vinos, así como instalaciones de hotel, spa y museos.
  • Arte y cultura: el vino es un elemento casi imprescindible en la literatura, pintura y escultura de España.
  • Una bebida actual: su consumo se está extendiendo sobre todo en los países anglosajones.

 

Y, sobre todo, la sociedad española vuelve a notar que se trata de un alimento muy nuestro, asociado a nuestras comidas y celebraciones, a las fiestas y las reuniones de amigos. Y una bebida que, de forma particularmente importante en estos tiempos de cambios y excesos, se consume de forma mayoritariamente razonable, con moderación y en forma que resulta perfectamente compatible con una vida sana en personas sin ninguna contraindicación especial.

Las bodegas se renuevan

En nuestras ciudades proliferan los bares de vinos – las vinotecas – o los restaurantes en los que se les da un trato especial. Hay cursos de cata, clubs de vinos y, cada vez, más se desarrolla y extiende entre el gran público el enoturismo.

Gran parte de las bodegas españolas (más de 4.000 en toda España) se han adaptado para empezar a recibir visitas, enseñarles sus vinos y la forma de elaboración y ofrecerles la posibilidad de comprarlos en la misma bodega. Muchas de ellas han destinado una parte de sus instalaciones a hotel, spa, museo o restaurante, ofreciendo una experiencia extraordinaria en zonas que habitualmente resultan paisajes de gran belleza. Incluso, en épocas muy recientes, las bodegas han protagonizado una época de esplendor para los grandes arquitectos mundiales como Frank Ghery, Moneo o Norman Foster.

Una parte más de nuestra cultura

Muestra de esta pujanza actual del vino son, como ha ocurrido a lo largo de la historia, las expresiones artísticas y culturales que nos rodean. Así, además de su reflejo en la arquitectura ya señalado, el vino vuelve con fuerza a la literatura con obras como las de Noah Gordon (“La bodega”), Carlos Clavijo (“El Hijo de la vid”), Ferenc Maté (“Un viñedo en la Toscana”) o Jean Pierre Alaux (“Muerte entre los viñedos”). Lo vemos como tema central en películas de cine como “Entre copas” o “Un paseo entre las nubes” y en series de televisión como “Gran Reserva”, por no remontarnos a los “Falcon Crest” de hace unos años. Sigue siendo elemento de inspiración para pintores y escultores y seguimos encontrando gran cantidad de referencias al vino en nuestro cancionero.

Indudablemente, el vino está de moda, sigue siendo tema central de muchas de nuestras actividades, costumbres y obras de arte y la tendencia es que incremente su presencia en los próximos años también en España, como está creciendo su consumo en los países anglosajones o se está poniendo más de moda entre las mujeres británicas, los jóvenes norteamericanos o las clases más adineradas de Rusia y China.

Un vino lleno de historia

Y lo sorprendente de una bebida tan actual como es el vino es que lleve tantos años de moda entre nosotros. El vino español era ya una referencia en el imperio romano, lo desarrollaron y cuidaron nuestros monjes durante toda la Edad Media, lo extendieron durante la conquista por América y ha seguido siendo producto destacado por los artistas de todas las épocas. Está en los capiteles románicos, como en las referencias de Sancho en El Quijote o la pintura de Velázquez. Basta con darse un paseo atento por el museo del Prado y comprobar como aparecen el vino y las uvas en una grandísima cantidad de cuadros de todas las épocas.

Valoremos, pues y apreciemos una bebida tan actual y tan arraigada en España, que sigue permitiéndonos disfrutar inteligentemente y nos acompaña en tantos momentos buenos de nuestras vidas. Apreciemos la gran diversidad de vinos que tenemos en todas nuestras zonas, desde los tintos de Rioja o Ribera a los blancos catalanes y Albariños, pasando por los cavas, los finos o los vinos dulces de Levante; o descubramos los nuevos tintos del Bierzo, Toro, Priorato, Requena, Jumilla o incluso Cádiz.

Hay mucho de lo que disfrutar y un vino para cada momento. Estaba de moda hace 3.000 años y es la bebida del futuro en España como en muchos otros países. Como siempre se ha dicho en la religión, para la que también es una pieza clave, “algo tendrá el vino cuando lo bendicen”. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios