Cómo elaborar salsa tártara

Publicado por Covadonga Carrasco, 25 Feb 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Salsa tártara

Las salsas son sin duda uno de los detalles que pueden conseguir que un plato cambie por completo. Si estamos hartos de comer siempre lo mismo y queremos dar un toque diferente y mucho más sabroso, hoy os enseñamos a preparar salsa tártara para hacer las comidas mucho más atractivas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Mahonesa: es el ingrediente principal, podemos comprarla o prepararla casera.
  • Pepinillos: son los que le dan el sabor más fuerte, si queremos suavizar la salsa podemos eliminarlos.
  • Cantidad: mejor preparar poca para evitar que se ponga mala, sobre todo en épocas de altas temperaturas.

 

La salsa tártara es una de las salsas más simples, ya que está elaborada a base de mahonesa que podemos preparar de forma casera o si no tenemos demasiado tiempo podemos comprar un bote en el supermercado. Lo ideal es preparar poca cantidad, ya que al llevar mahonesa puede estropearse especialmente si la hacemos en verano.

 

Ingredientes

- 200 g de mahonesa

- 1 huevo cocido

- 25 g de alcaparras

- 25 g de pepinillos en vinagre

- 50 g de cebolla

- 1 cucharadita de mostaza

- Perejil picado

Elaboración de la salsa tártara

Lo primero que tendremos que hacer es preparar la mahonesa, si finalmente hemos decidido hacerla casera. Necesitaremos dos yemas de huevo, 30 ml de aceite de oliva, sal y el zumo de un limón.

Colocaremos las yemas en un bol con el zumo y lo removeremos. Con una cucharada de zumo será suficiente. Iremos añadiendo el aceite poco a poco y cuando la salsa esté montada en su punto le añadiremos la sal y una cucharada de agua caliente. Lo mezclaremos todo y tendremos lista la mahonesa.

La dejaremos apartada en el interior del frigorífico mientras picamos muy finitas las alcaparras, los pepinillos en vinagre, la cebolla y el huevo cocido. Después lo mezclaremos todo bien con la cucharadita de mostaza y sacaremos la mahonesa para incluirla junto a todos estos ingredientes.

Nuestra salsa tártara estará lista para consumir. Una de las grandes ventajas es que se puede combinar con prácticamente cualquier tipo de alimento. Desde las carnes a los pescados pasando por la pasta, la salsa tártara es perfecta.

Es cierto que para algunas personas puede resultar un poco fuerte, pero si queremos evitar este sabor podemos eliminar los pepinillos en vinagre que en realidad son los que le dan el aporte más ácido a la salsa.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios