Cómo limpiar el microondas

Publicado por Cristina Yañez, 16 Ene 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Consejos para la limpieza del microondas

Muchas veces nos damos cuenta que con el paso del tiempo, en las paredes del microondas se va acumulando grasa y restos de suciedad de todas las veces que hemos calentado comida, por lo que es recomendable limpiarlo de vez en cuando siguiendo una serie de recomendaciones.

LO QUE DEBES SABER...
  • Limpiar: con vapor de agua para ablandar la suciedad y que se pueda retirar de manera más fácil.
  • Evitar: usar productos abrasivos o que puedan rayar las superficies metálicas del interior.
  • Olores: añadiendo unas rodajas de limón en un bol de agua eliminaremos los malos olores.

 

Debemos tener cuidado de no dañar los materiales más delicados del electrodoméstico, pues de lo contrario podríamos alterar su funcionamiento e incluso estropearlo y dejarlo inservible. 

 

Eliminar la grasa y los olores

Para una correcta limpieza, el truco más recomendable es coger un bol y llenarlo de agua (también se puede hacer con dos vasos) y dentro de él, colocar dos rodajas de limón (ayudarán a eliminar los olores) y una cucharadita de vinagre. Lo meteremos en el microondas a una potencia media y calentaremos el agua hasta que empiece a hervir y se forme una cantidad considerable de vapor. Una vez que veamos que dentro del microondas hay bastante vapor pero sin llegar a salirse el agua del recipiente, apagaremos el aparato y no lo abriremos hasta pasados unos 5 minutos. Después pasaremos un trapo o esponja húmeda por las paredes del electrodoméstico para eliminar las manchas.

La explicación de la efectividad de este truco es que el vapor penetra por toda la superficie y ablanda la suciedad y la grasa lo suficiente para que puedan ser fácilmente eliminadas pasando un trapo humedecido.

Cuidados a la hora de la limpieza

Hay que tener especial cuidado con las partes metálicas del interior del microondas, por lo que nunca deberemos usar estropajos o utensilios que puedan rayar estas superficies, ya que de lo contrario se puede estropear el aparato y dejar de funcionar correctamente.

Otra de las cosas que nunca debemos hacer es usar limpiadores abrasivos que puedan dañar la pintura de dentro del microondas, ya que si se deteriora se pueden crear arcos eléctricos con el consiguiente riesgo que esto conllevaría.

Por supuesto, las partes internas del aparato a las que solo podemos acceder quitando alguna tapa o desmontando alguna pieza no debemos limpiarlas en ningún momento. Nunca hay que desmontar o quitar elementos de un microondas a no ser que seamos profesionales y sepamos lo que estamos haciendo.

Con cuidado y siguiendo estas recomendaciones, podremos tener nuestro microondas siempre impecable.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios