Menú light para Navidad

Publicado por Covadonga Carrasco, 20 Dic 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Menú ligero para Navidad

Nos pasamos todo el año cuidando nuestra línea, pero cuando llega la Navidad son pocos los que mantienen la cabeza fría y siguen cuidándose durante estas fechas sin caer en la tentación. Por eso hoy queremos que sepas que puedes disfrutar de la Navidad preparando un menú light pero igual de delicioso.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pavo y pollo: los dos tipos de carne que menos grasa tienen y con la que se puede hacer una receta deliciosa.
  • Aliños light: el limón y las especias pueden sustituir a las salsas y la mayonesa.
  • Dulces: elegir dulces sin azúcar o comer los habituales con moderación.

 

En vez de pensar cuánto tiempo tardaremos en bajar los kilos de más que vamos a coger en Navidad, lo mejor es prevenir. Para empezar debemos pensar en la presentación de los platos, una de las cosas más atractivas de las cenas de Navidad y que podemos preparar también con nuestro menú light.

 

Pescados y mariscos que no pueden faltar

Como entrante podemos mantener el marisco, no tiene casi calorías, a excepción de que le añadamos salsas, así que si le retiramos esto último podremos seguir disfrutando de un elemento típico de la Navidad sin preocuparnos.

Podemos preparar platos de verduras, ensaladas y cremas ligeras que no sumarán un gran número de calorías, estarán deliciosas y con una buena presentación resultarán muy atractivas.

Podemos elaborar también deliciosos bombones de salmón o jamón serrano, rellenos de queso light para acompañar al marisco como entrante; una sopa de melón con virutas de jamón serrano y como segundo plato una deliciosa lasaña escalivada sin besamel.

Carnes y pescados cocinados al horno

Si vamos a cocinar pescado la mejor manera de no añadir calorías extra es prepararlo en el horno, al papillote o a la plancha. El aliño light para estos platos es muy importante con especias, limón, ajo, etc. Un filete de atún con cama de pisto puede ser el plato estrella esta Navidad.

Si no sois muy de pescado y preferís la carne lo mejor es elegirla de pavo o pollo sin piel, que es la que menos grasa tiene.

El problema viene con los golosos, es bastante duro rechazar turrones y mazapanes, pero podemos sustituirlos por los que no tienen azúcares o recurrir a la fruta.

Lo que no debemos es obsesionarnos. Podemos comer de vez en cuando un poco de dulce, siempre con medida y así evitar que el turrón se quede pegado en tripa y caderas. Un poco de ejercicio al día siguiente y una comida más suave serán suficientes para no sufrir las consecuencias.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos