Cómo cocinar un pavo entero para Acción de Gracias

Publicado por Covadonga Carrasco, 22 Nov 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cocinar un pavo para Acción de Gracias

Con la llegada del Día de Acción de Gracias es el momento de preparar una cena espectacular y sobre todo, como protagonista indiscutible de la jornada, un delicioso pavo, que es el plato estrella típico de una celebración como esta.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pavo: lo ideal es que el animal sea de granja y comprado en una carnicería.
  • Preparación: podemos limpiar y vaciar nosotros el pavo en casa o pedir que nos lo hagan en la carnicería.
  • Idea para el relleno: cebolla, zanahoria, apio, ajo, manzana, perejil, sal y pimienta.

 

Vamos a ver cuáles son los pasos que debemos seguir para preparar un pavo entero el Día de Acción de Gracias. Lo primero que habrá que hacer es escoger un buen pavo. Lo ideal es que el animal sea de granja y fresco, es preferible comprarlo mejor en una carnicería que en un supermercado, de ese modo el carnicero podrá asesorarte sobre el tamaño y la calidad del animal.

 

Cubrir el pavo con papel de aluminio

Como decimos, existen dos opciones si el pavo lo vamos a hacer relleno. La primera es que nos lo limpien y nos lo vacíen en la carnicería, o por el contrario hacerlo nosotros mismos en casa. Si nos decantamos por la segunda opción habrá que quitarle las menudencias de la parte interna del pavo y enjuagarlo bien con agua fría.

A continuación lo secaremos bien con un trapo y después comenzaremos a rellenarlo por la parte trasera. Una idea para hacer el relleno es trocear cebolla, apio, zanahoria, un poco de ajo y manzana. Y añadir perejil, sal y pimienta al gusto.

Para que el pavo quede más sabroso podéis marinarlo, es un proceso muy simple en el que solo hay que colocar una infusión con sal y hierbas aromáticas, condimentos, frutos, etc. Se echa por encima del pavo y su sabor será mucho más agradable.

A la hora de cocinarlo habrá que poner el horno a 220º durante unos 30 y 45 minutos para que el calor pueda penetrar correctamente en el pavo. Pasada media hora habrá que bajar la temperatura aproximadamente hasta los 170º para que termine de hacerse.

Bañar el pavo cada 30 minutos

Cubriremos el pavo con dos láminas de papel de aluminio para taparlo entero, consiguiendo así que se mantenga húmedo y que no se queme por fuera.

Cada 30 minutos habrá que añadir la salsa del pavo por encima, levantando esas láminas de papel de aluminio con cuidado para que no se seque la carne.

Una vez que el tiempo aproximado de cocción se haya acabado, meteremos un cuchillo en la parte más gruesa para ver si queda algún rastro rojo o rosado. Si esto fuera así tendríamos que dejarlo otros 20 minutos en el horno para que termine de hacerse.

Al sacarlo del horno lo dejaremos envuelto en el papel de aluminio otros 30 o 40 minutos para que el jugo del pavo se distribuya bien.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos