Cómo conseguir rebozados crujientes

Publicado por Covadonga Carrasco, 13 Nov 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Rebozados crujientes

Cuando elaboramos comida rebozada uno de nuestros objetivos es que queden crujientes, sin embargo esto no siempre se consigue. No está de más conocer algunos de los trucos más simples para hacer rebozados bien crujientes.

LO QUE DEBES SABER...
  • Rebozados: con harina o pan rallado. Podemos añadir también kikos, soja seca o torreznos bien triturados.
  • Humedad: es necesario secar los alimentos antes de rebozarlos para que queden crujientes una vez fritos.
  • Aceite: debe ser abundante en la sartén o freidora y a una temperatura de al menos 180º.

 

El primer truco y probablemente más simple, es el de preparar el aceite antes de comenzar la fritura. Para ello debe estar caliente aproximadamente a unos 180º y la cantidad ha de ser abundante.

 

Evitar la humedad 

En el caso de que el rebozado lo hayamos hecho únicamente con harina, antes de enharinar los alimentos tendremos que secarlos, de esta forma conseguiremos evitar las irregularidades y el apelmazamiento que podría producirse si no se hiciera así.

Otro truco muy simple es el de enharinar los alimentos y pasarlos después por el huevo para, a continuación, volver a pasarlos por harina o pan rallado (este último ingrediente conseguirá que el rebozado sea más crujiente). Lo que se consigue es que el aceite no empape el rebozado y el alimento no quede deteriorado haciendo que quede crujiente.

Para que los alimentos no se estropeen y el rebozado no se deteriore, debemos ponerlos a freír de uno en uno según hayamos terminado de rebozarlos. Si echamos demasiados alimentos en la sartén o la freidora, se apelmazarán y el rebozado no será el óptimo.

Kikos y torreznos

Las harinas de arroz y maíz son las más bajas en proteínas, lo que ayudará a que el rebozado resulte mucho más crujiente.

Estas técnicas son las más comunes pero también podemos conseguir rebozados crujientes usando trucos mucho más originales como es el caso de añadir al pan rallado o la harina en donde rebozaremos los alimentos soja seca, kikos o incluso torreznos. Debemos conseguir que la textura de estos ingredientes sea similar a la del pan rallado para que queden bien impregnados en el momento de rebozar los alimentos.

Como podéis ver, son unos trucos sencillos pero que ayudarán a que consigamos el rebozado crujiente que tanto tiempo hemos intentando lograr.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios