Espesar salsas

Publicado por Covadonga Carrasco, 17 Oct 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo espesar una salsa

Si no tenemos demasiadas tablas en la cocina, a la hora de crear salsas para nuestros platos favoritos la falta de práctica hace que estas queden demasiado líquidas. Hoy queremos darte las claves para que sepas cuáles son los trucos que te ayudarán a espesarlas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Salsas dulces: para espesarlas podemos usar gelatina o incluso galletas.
  • Harina o maizena: es uno de los elementos básicos para espesar cualquier tipo de salsa.
  • Patata: ya sea cocida o puré de sobre, es excelente para espesar cremas de verduras.

 

No hay nada que moleste más que, cuando estamos terminando un plato que tiene toda la pinta de estar delicioso, a la hora de echar la salsa nos demos cuenta de que no hemos conseguido el espesor deseado y que, por tanto, se puede ir al traste la presentación de nuestra obra maestra culinaria.

 

Espesar con harina o pan rallado

Pues bien, como para todo hay una solución, para este problema también la tenemos. La forma más común de espesar una salsa es la de añadir un poco de harina o de maizena procurando que no queden grumos. Para conseguirlo tendremos que poner la salsa en el fuego a cocer y que quede perfectamente ligada.

En el caso de la salsa de setas, por ejemplo, si el resultado ha sido excesivamente líquido, lo que tendremos que hacer es colocarla en el fuego e ir añadiendo pan rallado, removiendo la mezcla constantemente y dejando que hierva un poco más de tiempo. La salsa espesará rápido y seguirá igual de deliciosa.

La patata, perfecta para espesar las cremas de verduras

En el caso de las cremas de verduras, la mejor forma de espesarlas para no restarles sabor es cocer una patata o añadir un poco de puré de patata de sobre.

Si picamos diferentes frutos secos también nos servirá para espesar cualquier tipo de salsa o guiso sin importar si son verduras, carnes o pescados.

En el caso de las salsas dulces, para espesarlas lo ideal es añadir un poco de gelatina que esté elaborada con agar-agar. Dependiendo de la receta, otra buena manera de espesar una salsa dulce es añadir pan o incluso galletas.

Como veis, son múltiples las formas que tenemos para espesar una salsa sin restarle un ápice de sabor y consiguiendo que el plato que hayamos elaborado quede perfecto.



Comentarios (2)

Mónica comento el 16/02/2017 a las 16:15

Agradesco la ayudita , me sirvió mucho , ahora seré una experta en la cocina !!!

canalHOGAR comento el 27/02/2017 a las 12:06

Hola Mónica,
Muchas gracias por tu comentario. Un saludo

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos