Cómo hacer compota de manzana

Publicado por Covadonga Carrasco, 17 Oct 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Compota de manzana

Uno de los platos más simples, sanos y deliciosos, pero que seguro nunca os habéis planteado elaborar en vuestra propia casa es la compota de manzana. Pero tranquilos, hoy conoceréis cuáles son los secretos que os ayudarán a elaborarla de una forma exquisita.

LO QUE DEBES SABER...
  • Niños: la comida perfecta para los pequeños que comienzan a alimentarse con alimento sólido.
  • Acompañamiento: una receta ideal para acompañar otros postres e incluso platos salados.
  • Los más golosos: disfrutarán de un postre tremendamente dulce pero mucho más sano que los que podemos comprar en un supermercado.

 

Es uno de esos postres caseros ideales para comer de vez en cuando, con la gran ventaja de que admite ingredientes que le darán un toque muy especial como por ejemplo canela, vainilla o, incluso, un poco de alguno de vuestros licores favoritos.

 

Ingredientes para la elaboración de la compota de manzana

1 kg. de manzanas

150 g. de azúcar

250 ml. de agua

1 chorrito de esencia de vainilla

La compota de manzana se puede comer de manera individual, pero también es perfecta para acompañar otro tipo de postres como helados, crepes o incluso platos salados como carnes asadas.

Para los niños más pequeños también es un alimento perfecto, especialmente para aquellos que han dejado ya la lactancia y que aún no tienen dientes para introducirles en el mundo de los alimentos sólidos.

Elaboración de la compota de manzana

Lo primero que habrá que hacer es pelar las manzanas y cortarlas en cuartos quitándoles también las semillas.

Cuando las manzanas estén listas, las colocaremos en una olla llena de agua, añadiendo además el azúcar y la vainilla. Lo pondremos a fuego medio hasta que consigamos que se haga el almíbar.

Dejaremos que se cocine todo a fuego lento y esperaremos a que el almíbar se reduzca. Una vez listo, lo pasaremos por el chino para que coja un aspecto denso y lo meteremos en la nevera para servir la compota fría.

Como veis, la receta es tremendamente sencilla y perfecta, como decíamos anteriormente, para acompañar otra serie de platos o comerla de manera individual.

Rápida de elaborar y sana para los más golosos de la casa, la compota de manzana es una buena forma de sustituir la bollería industrial y las bebidas carbonatadas por comidas dulces que no afectan de manera negativa a nuestra salud.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos