Hacer tartas originales

Publicado por Virginia González, 27 Sep 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tarta especial

¿Se acerca el cumpleaños de vuestro pequeño? ¿Tenéis una fiesta o evento especial y queréis sorprender a vuestros comensales? Cread una tarta especial para ellos y sorprendedles.

LO QUE DEBES SABER...
  • Ideal: para fiestas y eventos importantes. Hacer la tarta en relación a la persona que va dirigida.
  • Colorante: ingrediente estrella. Puedes crear tartas de colores sin modificar el sabor.
  • Para decoración: virutas de chocolate, lacasitos, fondant, muñequitos, etc.

 

La repostería es una de las artes culinarias más importantes que existen, ya que se ha demostrado que con los postres y sobre todo con tartas, se pueden hacer creaciones realmente increíbles, tan solo tenéis que poneros manos a la masa.

 

Para qué hacerlas

Las tartas originales necesitan momentos especiales como una boda, un cumpleaños (especialmente si es infantil), el nacimiento de un niño o incluso ¡un divorcio! Por ello, antes de pensar cómo hacerla es necesario saber para qué tipo de fiesta o para qué la haces, si la creas para una persona en concreto conocerla os dará una idea de cómo hacerla. Por ejemplo, si es para niños podéis hacer alguna forma con sus personajes de dibujos favoritos; si es para un adulto podéis hacer algo que le represente: una cámara de fotos, una maleta de viaje o incluso a la propia persona haciendo algo que le apasione.

Elegid los ingredientes con los que queréis hacerla. Estas tartas permiten el uso de gran cantidad de sabores:

Tartas con galletas: son las más simples y baratas, y podéis darles múltiples y diferentes formas, todas las que os podáis imaginar. Desde las más simples y baratas (como usar galletas Oreo, barquillos, etc). Simplemente tendréis que usar la galleta como masa.

Colorantes: son los ingredientes estrella ya que determinarán los colores.

Virutas de chocolate o lacasitos: otros de los ingredientes que os harán falta para vuestro pastel, especialmente para hacer la decoración final de la tarta.

Los demás elementos que necesitaréis serán los que usáis normalmente para elaborar pasteles y postres.

Un ejemplo: tarta multicolor

La tarta multicolor es una de las más fáciles de hacer, ya que además os permite hacer gran cantidad de decoraciones en la parte externa, desde poner unos lacasitos o hacer un dibujo, hasta pintarla alrededor haciendo un jardín con crema. Al cortarla veréis una línea de colores a modo de arcoíris.

Además de los ingredientes posteriormente descritos, necesitaréis 6 moldes de altura baja.

Para el bizcocho:

270 gramos de harina tamizada

4 claras de huevo

125 gramos de margarina

Una cucharada de levadura

100 gramos de chocolate blanco

30 gramos de maicena tamizada

300 mililitros de leche desnatada fermentada (es conocida como buttermilk)

225 gramos de azúcar

1/2 cucharadita de sal

Extracto de vainilla al gusto 

Colorantes de los colores que queráis tener en la tarta

 

Para la cobertura y el relleno:

250 gramos de mantequilla

300 gramos de philadelphia

200 gramos de nata montada

160 gramos de azúcar glas

 

Elaboración:

Para los bizcochos, que es lo primero que tendréis que preparar, será conveniente hacerlos por separado, con moldes para cada uno.

En un recipiente poned el chocolate blanco, calentadlo a fuego lento hasta que se derrita del todo.

Precalentad el horno por ambos lados a temperatura media, mientras se calienta enharinad los moldes. En la preparación de los ingredientes empezad separando las claras de huevo de las yemas y poned cada parte en boles distintos.

Echad en un bol la harina, la levadura en polvo, la maicena y la sal y mezclad. Después añadid el buttermilk, las claras y el extracto de vainilla.

En otro recipiente batid la mantequilla con el azúcar hasta que quede una crema bien mezclada.

Añadid las dos mezclas anteriores con el chocolate blanco poco a poco y que se vayan unificando bien los ingredientes.

Poned la masa en varios recipientes y aplicad colorante en cada uno de los 6 boles. Verted la mezcla en los diferentes moldes y metedlos al horno.

Mientras la masa se hace preparad la crema que irá de relleno y cobertura. Para ello, mezclad la mantequilla, el philadelphia y el azúcar glas y mezcladlo hasta formar una crema, después añadid la nata montada.

Una vez estén los bizcochos fríos, poned en un plato uno, poned la nata de relleno e id poniendo las bases de los bizcochos, para terminar poned el resto como cobertura y los lacasitos o decoradla al gusto.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios