La alimentación de los mayores en verano

Publicado por Covadonga Carrasco, 19 Jul 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Alimentación de los mayores

Las personas mayores son uno de los grupos que más sufren el calor. Con la llegada del verano necesitan más hidratación que el resto de personas y una alimentación rica en vitaminas y minerales para evitar tener golpes de calor.

LO QUE DEBES SABER...
  • Hidratación: alimentos ricos en agua como frutas y verduras, los mayores tienden a deshidratarse con más facilidad.
  • Frutas y verduras: fáciles de digerir, ricas en antioxidantes y vitaminas.
  • Purés: una buena alternativa para a quienes les falte la dentadura y además conservan todos los nutrientes.
  • No solo agua: deben beber 2 litros de agua diarios, pero la podemos sustituir por zumos o batidos.

 

Las personas mayores deben beber 2 litros de agua diarios para evitar los riesgos de deshidratación, especialmente en verano. No es necesario que beban agua únicamente, los zumos, los batidos o los caldos pueden sustituir el agua e hidratar de la misma manera, al tiempo que aportan nutrientes necesarios para el organismo.

Las frutas verduras son también elementos imprescindibles en la dieta de las personas mayores. Muchos de estos alimentos contienen antioxidantes que mejoran el rendimiento del organismo ya que además ayudan a prevenir enfermedades como el cáncer.

 

Evitar la desnutrición y la deshidratación

Uno de los problemas comunes de las personas mayores es el riesgo no solo de deshidratación, sino de desnutrición. Esto se produce sobre todo en personas que viven solas y que no tienen ganas de cocinar o aquellos que por problemas con la dentadura no pueden comer de manera cómoda.

Por eso es importante facilitar la tarea de la comida haciendo cualquier plato en una versión puré. De ese modo los nutrientes se mantendrán pero resultará mucho más fácil consumirlos evitando así la desnutrición.

Alimentos crudos para mejorar el aporte de nutrientes

En cualquier caso, las personas mayores deben tener una dieta especial durante el verano. Es importante que consuman los productos propios de la temporada, ya que por norma general, son productos que se cocinan de manera sencilla, son ligeros, con un gran aporte de energía y sobre todo fáciles de digerir.

Las hortalizas, las verduras, las frutas y los cereales tienen que formar parte de la dieta de nuestros mayores. También es necesario evitar productos con un gran aporte calórico y ricos en grasas saturadas. Por el contrario, debemos aumentar aquellos que son ricos en ácidos grasos mono y poli insaturados.

Siempre que sea posible, los alimentos que hemos comentado con anterioridad, han de consumirse crudos para que el aporte resulte aún más beneficioso.

Cuidar de la alimentación es una de las bases para que nuestros mayores disfruten de una buena salud y no podemos descuidarla bajo ningún concepto.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos