Alimentación para prevenir los golpes de calor

Publicado por Covadonga Carrasco, 12 Jul 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Evitar golpes de calor

Cuando se alcanzan las altas temperaturas del verano sentimos que nuestras fuerzas en ocasiones disminuyen, llegando incluso a encontrarnos mal. Y es que nuestro organismo necesita un menor número de calorías que durante el invierno, pero necesita más hidratación. Por eso hoy queremos que sepas cuáles son los alimentos imprescindibles para prevenir los golpes de calor.

LO QUE DEBES SABER...
  • Hidratación: no solo se trata de beber agua, sino también consumir más frutas y hortalizas.
  • Evitar: un aporte extra de calorías como, por ejemplo, los embutidos, ya que tendremos más riesgos de sufrir un golpe de calor.
  • Verduras y pescado: el atún, la merluza, el salmón o el lenguado, acompañados de una guarnición de verduras.

 

Durante el verano es necesario tomar muchos líquidos, pero no solo beber agua sino que debemos de consumir más frutas y verduras que también contienen gran cantidad de líquidos y pueden ayudarnos a prevenir los golpes de calor.

 

Las claves del verano: frutas, hortalizas y pescado

Aunque sabemos que muchos sois incapaces de resistiros a un buen café con leche por las mañanas, no está mal que el desayuno se complete con un zumo de frutas. Ayudan a  mantener la hidratación y en el desayuno todos estos elementos, sumados a una buena ración de cereales o una tostada de pan integral con mermelada y mantequilla, proporcionarán la energía y fuerza necesaria para mantener activo nuestro organismo y que sea capaz de soportar el calor. Las frutas, además de en los zumos o como postre, podemos comerlas entre horas para continuar manteniendo la hidratación.

Tomar ensaladas frescas es también una gran idea porque, en el fondo, lo que se busca es no aportar un mayor nivel de calorías y, por tanto, un aumento de la temperatura corporal. Siempre será mejor elaborar ensaladas a base de hortalizas pues nos aportarán agua, minerales, antioxidantes y vitaminas, pero muy pocas calorías.

El pescado también es un alimento perfecto para evitar los golpes de calor y es que es muy fácil de digerir y tiene menos calorías que la carne. Cuenta además con la ventaja de que nos aporta Omega3. Si lo combinamos con verduras, el menú será perfecto. Los más recomendables son el atún, el salmón, la merluza y el lenguado.

Cereales y verduras

Los cereales son especialmente buenos porque aportan fibra, vitaminas y minerales, así que nunca están de más.

En el caso de las verduras, su aporte de agua es perfecto para mantener nuestro cuerpo hidratado y además son el complemento ideal para acompañar al resto de platos, evitando así las calorías extras.

Aunque lo habitual durante el verano es tomar gran cantidad de embutidos (sobre todo durante la cena), no conviene abusar ya que tienen un alto contenido en sodio y grasas saturadas. Aporta esas calorías extra de las que huimos para evitar los golpes de calor y además pueden hacernos engordar.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios